La cultura y expresiones culturales no deben quedar de lado en los planes de desarrollo, afirmó Luanda Smith en la mesa redonda “10º Aniversario de la Convención UNESCO 2005: reflexiones en torno a la participación de la sociedad civil en la protección y promoción de la diversidad de las expresiones culturales”, durante la Feria Internacional del Libro Universitario (FILU) 2015 de la Universidad Veracruzana.

La Convención 2005, explicó Luanda Smith, es un acuerdo internacional jurídicamente vinculante promovido por la UNESCO, el cual pretende garantizar que los artistas, los profesionales y ciudadanos de todo el mundo puedan crear, producir, difundir y disfrutar de una amplia gama de bienes, servicios y actividades culturales.

Así, mediante el reconocimiento y la optimización de la contribución global de las industrias culturales al desarrollo económico y social, se logra la integración de la cultura en las estrategias de desarrollo sostenible y en políticas nacionales de desarrollo.