“Gracias a nuestros padrinos por creer en nosotros, por este apoyo que nos ha alejado de la deserción y facilitado nuestro crecimiento académico y profesional. Ellos nos brindan una guía, un soporte; en muchos casos nos apoyan directamente, al asesorarnos y vincularnos con los sectores académico y laboral”, comentaron los becarios Raúl Martínez, Sara Arriaga, Margarita Hernández y Andrés Roldan, durante el festejo de los 20 años de la Fundación de la Universidad Veracruzana (UV).

Los jóvenes  universitarios junto con sus padrinos, asociados fundadores, ex rectores y ex presidentes de la Fundación –Mauro Loyo Varela, Rafael Murillo, Antonio de Jesús Vilchis López, Julián Sánchez, Rodrigo Campos, entre otros–, así como un importante grupo de donantes y voluntarios se reunieron para celebrar el advenimiento de esta noble institución que cumple dos décadas de apoyar la educación superior en el estado.

El evento, realizado el miércoles 8 de agosto en el Gimnasio para la Cultura, las Artes y el Deporte, fue encabezado por el rector Raúl Arias Lovillo; Adolfo Mota Hernández, secretario de Educación del estado; Elizabeth Morales García, alcaldesa de Xalapa, además de los vicerrectores de todos los campus y funcionarios universitarios.

Durante su mensaje el Rector agradeció a la Fundación su respaldo para seguir creciendo como institución y librar los obstáculos que se le han presentado hasta el día de hoy, construyendo una universidad fuerte y mucho más consolidada que hace unos años.

Lo anterior, dijo, ha contribuido al nivel académico que esta casa de estudios tiene, amén de ser reconocida como un espacio académico en el que se apuesta por el desarrollo tecnológico, por tener un modelo de educación basado en el aprendizaje y una enorme plataforma de trabajo humanista y artístico.

Por su parte, Mauro Loyo Varela expresó: “Para mí es muy satisfactorio como asociado fundador y primer presidente de la Fundación poder ver su desarrollo a lo largo de estos 20 años. La idea inicial era ayudar a la UV a ser más autónoma e independiente a través de la obtención de recursos económicos que le permitiesen un amplio desarrollo que hoy día vemos a la luz en casos como el de los becarios, que son beneficiados por las cuotas que ex alumnos de esta casa de estudios, empresarios y sociedad civil aportan para lograr metas como el apoyo a estudiantes para continuar sus estudios de licenciatura e incluso para complementar su trayectoria académica en el extranjero, abriendo con esto su panorama académico y las posibilidades de vinculación entre la Veracruzana y sus estudiantes con cualquier universidad del mundo”.

         En este sentido, destacó: “Aunque han pasado 20 años, la problemática que atiende la Fundación sigue vigente, ya que si como sociedad no invertimos en la educación estamos perdidos, por eso es necesario invertir en investigación y educación de calidad porque al final eso es lo que va a sacar al país adelante”.

         Por su parte, Antonio Vilchis, actual presidente de la Fundación, señaló: “El valor de ésta no es únicamente procurar fondos, sino también abonar al buen desarrollo de la sociedad tomando en cuenta los males que en la actualidad la aquejan como la desigualdad de oportunidades, inseguridad, corrupción e ineptitud que se palpa en todos los niveles y medios, y que son producto de una inestabilidad originada en la falta de educación.

         ”Vilchis López agregó que un pueblo no puede ser democrático si no es educado y si comprendemos que cualquier acto que se haga en favor de los demás será también en beneficio nuestro, podremos abrir los ojos y el corazón para apoyar causas nobles y transparentes en beneficio de la educación, que es la meta fundamental de la Fundación UV”.

 

La historia

La Fundación UV, AC, surgió en 1992, cuando un grupo de ex alumnos, empresarios y ciudadanos veracruzanos, entre los que destacan Rafael Murillo, Antonio Vilchis, Cristina Forzán y Julián Sánchez, expresaron su interés en apoyar de manera altruista el desarrollo de esta casa de estudios.

Su premisa era ayudarla a ser más autónoma e independiente a través de la obtención de recursos económicos que le permitiesen un amplio desarrollo.

Paulatinamente, los esfuerzos se concentraron en apoyar y alentar a los estudiantes para que continuaran con su preparación y participaran en intercambios académicos, gracias a la vinculación que la Universidad tiene con otras instituciones de educación superior del mundo.

Así, el trabajo desarrollado de ese año a la fecha derivó en que, a través de tal respaldo, los universitarios no sólo cursen un programa educativo, sino además realicen actividades productivas, deportivas y culturales.

 

Entregaron Medalla Siempre Universitarios

Como parte de las actividades del festejo se hizo entrega de la Medalla Siempre Universitarios a los socios fundadores: Mauro Loyo, Antonio Vilchis, Justo Fernández, Cristina Forzán, Carlos Soto y Julián Sánchez; acompañados de la junta directiva saliente: Rodrigo Campos y Arturo Aguayo; los directores ejecutivos que han pasado por la Fundación: Rafael Velasco, María Cristina Domínguez y Víctor Aguilar; así como los coordinadores del Voluntariado en los campus: Gustavo Souza, Rafael Hinojosa, Rafael Ortiz, Amalia Delong, Manuel Cienfuegos y Erik Madrazo; los ex rectores Rafael Hernández Villalpando y Víctor Arredondo, fundador e impulsor de la fundación, respectivamente.

Todos ellos recibieron el reconocimiento de manos de los becarios de la Fundación, en representación de toda la comunidad universitaria.

 

Trabajo y compromiso

Desde sus inicios, la Fundación desarrolla diversos programas institucionales, entre los que destacan la captación de fondos para becas, la administración de instalaciones, el fomento y apoyo al deporte, la procuración de fondos y la administración de proyectos especiales.

Facundo Pacheco Rojas, actual director general, resaltó: “El trabajo de los voluntarios es de reconocerse, en el sentido que ha crecido al punto de formar comités regionales de becas en donde se procuran fondos para el programa ‘Adopta un becario’, con un aproximado de 100 becas por semestre con recursos que obtienen entre sus conocidos, quienes dan los apoyos de manera honorífica. Este logro permitió para este año triplicar la procuración de fondos que se acumulaba anteriormente de forma anual”.

En este sentido, Eduardo Prince Lara, jefe de la Unidad de Becas y Estímulos de la Fundación, explicó: “En la actualidad existen tres comités consolidados formalmente: el más grande abarca la zona de Veracruz-Boca del Río, encabezado por Antonio Chedraui Mafud con un aproximado de 19 voluntarios; el de Coatzacoalcos-Minatitlán-Acayucan, dirigido por Amalia Delong de Álvarez, quien coordina a 18 voluntarios; y el de Xalapa, al mando de Manuel Cienfuegos García, quien colabora con nueve voluntarios que en conjunto con la Fundación desde 2008 a la fecha han obtenido un promedio de 748 donantes que han aportado cuatro millones 484 mil 724 pesos, beneficiando a más de 600 becados con 841 becas y 233 estímulos-apoyos para viajes y proyectos académicos.

En cuanto a la administración de instalaciones, Pacheco Rojas dijo que se han hecho gestiones, actividades y convenios para la obtención de recursos que permitan el desarrollo y sostén de instalaciones universitarias como la USBI Xalapa, la unidad deportiva de la Facultad de Educación Física en Boca del Río y del campus Ixtac: “Para la Universidad han sido benéficas estas acciones, pues la intervención de la Fundación en estos espacios ha logrado disminuir y, en algunos casos, solventar en su totalidad los gastos de mantenimiento”.

También se han gestionado convenios con particulares que deciden apoyar a la comunidad universitaria, como es el caso del reciente acuerdo que se formalizó con el Grupo Tony, en el que se logró que se apruebe un descuento de 10 por ciento para estudiantes y trabajadores de la UV en sus compras de papelería al mostrar su credencial universitaria, enfatizó el director general de la Fundación UV.

De este modo, la Fundación realiza diversas actividades de procuración de fondos de entre las que destacan en el rubro de becas el programa “Adopta un becario”, “Dile sí al futuro de nuestros jóvenes” y “Siempre universitarios”, en los que a través del apadrinamiento de un estudiante o la donación bancaria, mediante la compra de tarjetas de inversión social o el descuento vía nómina se puede apoyar el desarrollo académico de los estudiantes.

         Otro de los programas eje de la Fundación consiste en la administración de instalaciones en las que se promueve la optimización de los espacios para ser aprovechados en la formación deportiva, recreativa y cultural de la comunidad universitaria, con lo cual se busca también generar alternativas de investigación ecológica y científica mediante estrategias de reforestación y mantenimiento de áreas verdes, todas estas actividades sostenidas con la renta de espacios universitarios para eventos culturales y deportivos como sucede con la USBI Xalapa, que genera recursos para su sostenimiento con la renta de sus espacios deportivos, explicó Facundo Pacheco.

         En otro tenor, la Fundación UV cuenta con eventos de procuración de fondos que consisten en diseñar, programar y operar actividades artísticas y culturales, así como eventos especiales para generar recursos que permitan a la Universidad apuntalar proyectos específicos por área, como es el caso del Sorteo UV, el cual busca convertirse en una de las principales fuentes de recursos de esta casa de estudios.

         Dentro de los eventos en los que la Fundación ha fungido como operadora destacan el Festival Internacional de Jazz “Seminario y Encuentro” –realizado por seis años–, co-producción de los documentales Grandes de Tlacotalpan y Ernesto Cardenal. Solentiname, el apoyo para la realización de libro Guión cinematográfico de la cinta: El coronel no tiene quien le escriba, el lanzamiento del espectáculo Jarocho coproducido por el gobierno estatal y la UV, y el Sorteo UV, iniciativa que se realiza desde hace cuatro años procurando ingresos económicos para el mejoramiento de las condiciones de formación y desarrollo de los estudiantes de la Veracruzana en todos sus campus.

Con estas acciones la Fundación UV pretende obtener recursos extra para la operación y fomento de proyectos de vinculación con todos los sectores sociales, así como generar alianzas estratégicas que permitan el desarrollo del conocimiento en la Universidad para beneficio de la misma y de la sociedad veracruzana en su conjunto.

En este sentido, finalizó Pacheco Rojas, el evento de celebración del vigésimo aniversario de la Fundación UV fue un acto de agradecimiento y reconocimiento a todos aquellos que desde su conformación a la fecha han apoyado y sostenido el trabajo de este organismo en todas sus actividades.

Deja una respuesta