América Central es la región más vulnerable de los trópicos del mundo al impacto del cambio climático, pese a que genera sólo el 0,5 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero, advirtió hoy en Panamá un experto en el tema.

El riesgo, identificado a través de fenómenos como la presentación de menores períodos de lluvia pero más intensos, o de la agudización de sequías en otras zonas, se reconoce en un documento que presentó el Programa Estado de la Nación (PEN), bajo el nombre de “Cambio climático y ecosistemas de Centroamérica, una oportunidad para la acción”.

El PEN es una iniciativa de investigación y formación sobre desarrollo humano que pertenece al Consejo Nacional de Rectores, el cual agrupa a las cuatro universidades públicas de Costa Rica.

Plantea puntos de vista para formular políticas públicas, además de recoger la opinión pública de ciudadanos sobre temas estratégicos y el aporte de centros de información en la región.

El análisis, develado en actividad organizada, además, por la no gubernamental Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (Ancon) de Panamá, enciende una luz amarilla sobre un saldo pendiente que está teniendo ya consecuencias en la región.

Alberto Mora Román, coordinador del Informe Estado de la Región, explicó en entrevista con Xinhua que es posible reconocer zonas en el Atlántico o en el Caribe en las que va a haber afectaciones a causa de inundaciones, sequías o por el incremento en el nivel del mar.

Señaló que es posible que se den cambios muy significativos en las islas en Bocas del Toro y San Blas (en el Atlántico), y debido a una situación que va a tener un efecto en el Canal de Panamá, pero también en los puertos.

Va a obligar también a implementar medidas de mitigación y de adaptación de la infraestructura y de los servicios a las nuevas condiciones.

Mora Román explicó que impacto del aumento en la temperatura del planeta se está sintiendo ya en esta parte del mundo.

“Ya tenemos información que constata cambios significativos y, por ejemplo, por la cantidad de desastres en los países centroamericanos, incluido Panamá, y que se ha venido duplicando cada década”, aseguró el experto.

Dijo que la cantidad de desastres que hubo en la década que terminó en 2010 fue dos veces y en algunos países hasta tres veces mayor respecto a los que hubo a principios del año 2000.

El coordinador del Informe identificó a Honduras, Nicaragua, y de alguna manera a Costa Rica, entre los países de mayor vulnerabilidad en el área frente al impacto del cambio climático.

Dijo que si bien se prevé que va a ver diferencias en la forma en que se presentan los fenómenos relacionados con el cambio climático, es de esperarse que de la frontera norte de Costa Rica hacia el norte de Centroamérica haya un aumento en la temperatura y una reducción promedio de las precipitaciones.

Mora Román agregó que también se espera que de la frontera norte de Costa Rica hasta Panamá vaya a haber un aumento de las temperaturas y un incremento en las precipitaciones en general.

Afirmó que inclusive se reconocen ya territorios en los que va a haber una agudización de la sequía y una intensificación de las lluvias.

El coordinador del Informe Estado de la Región consideró esencial conocer esta información y adaptar de la mejor manera los sistemas productivos, identificando por ejemplo en qué territorios la agricultura no va a ser ya una actividad viable, o va a estar expuesta a riesgos y a pérdidas.

Observó que el tema del ordenamiento territorial es fundamental en el caso de los centros urbanos.

Mora Román aseguró que la intensificación de las construcciones está dejando las zonas de recarga de acuíferos, de reservas de agua subterránea, prácticamente sin posibilidad de ser reabastecidas.

“La infiltración de agua de lluvia no está llegando a los reservorios subterráneos de agua, que son los que proveen el agua para consumo humano, al tener las aguas superficiales altamente contaminadas”, aseguró.

El experto explicó que el documento dado a conocer está dirigido a personas no especialistas en los temas ambientales y referentes al cambio climático, pero que de alguna manera necesitan conocer algunos elementos fundamentales sobre el fenómeno, qué lo causa, y cómo va a impactar en las actividades cotidianas.

Aseguró que se pretende de esta manera generar sensibilización y que se puedan emprender las acciones necesarias para que el fenómeno tenga un menor impacto.

Mora Román detalló que el documento incluye videos, presentaciones animadas y una guía para promover discusiones a lo interno de una junta directiva o una comunidad.

El coordinador reconoció que va a ser difícil trascender del discurso a la acción, a menos que haya la voluntad política para ello.

También se tuvo en cuenta en el documento información del proyecto regional “Manos a la Costa”, apoyado por la Unión Europea (UE), y para dar herramientas a las personas que les ayuden a actuar frente a los efectos de cambio climático.

Deja un comentario