El gobierno federal realizó un recorte de 637 millones de pesos a los fondos extraordinarios destinados a las instituciones de educación superior, ya aprobados, para pagar jubilaciones, pensiones y la inversión por alumno, así como a los recursos destinados al incremento salarial de las mismas, denunció el secretario general de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (Anuies), Rafael López Castañares.

Incluso el subsecretario de Educación Superior, Fernando Serrano Migallón apuntó que para este año la Cámara de Diputados aprobó un presupuesto a 4 mil 500 millones de pesos, pero para la publicación de los lineamientos de los llamados fondos extraordinarios, “el ofrecimiento de Hacienda es de 600 millones menos”.

Fue precisamente en la presentación de los Lineamientos para la Operación de los Fondos Extraordinarios, destinados a universidades públicas estatales y de apoyo solidario, que López Castañares demandó la intervención de la Secretaría de Educación para evitar que las instituciones de educación superior de México sean afectadas por este recorte, pues advirtió que la reducción de recursos “nos deja en una situación muy delicada”.

El reclamo también incluyó la petición de demandar la constitución de un fondo extraordinario para compensar el recorte al capítulo salarial, que igualmente afecta esta reducción, y que complica las negociaciones salariales.

López Castañares ahí pidió a Serrano Migallón, que intervenga para enfrentar ésta situación y apuntó que desde que se detecto la disminución de los recursos por la vía de los hechos, “pedimos de inmediato la ayuda del subsecretario para enviar una carta al titular de la Secretaría de Hacienda”.

Ante esto el subsecretario respondió que el tema también preocupa a la SEP y que la Secretaría estará al frente de la negociación para solventar ésta situación.

En este sentido el subsecretario Serrano Migallón afirmó que el gobierno de Peña Nieto “vigilará” que no se vean afectadas las universidades públicas, pero no precisó más.

Estos recursos estaban destinados al incremento de la matrícula y la calidad, así como para infraestructura y actualización docente.

Deja un comentario