Inside the world’s most dangerous university: Mexican college hit by a wave of beatings, kidnappings and even a plague of insects

(Dentro de la Universidad más peligrosa del mundo: Universidad mexicana golpeada por una ola de palizas, secuestros e incluso una plaga de insectos)

By Alasdair Baverstock In Xalapa, Mexico For Mailonline

(Por Alasdair Baverstock, desde Xalapa, Mexico, para Mailonline)

Tras una racha de desapariciones, secuestros, golpizas y epidemias de fiebre del dengue y chikungunya, la Universidad Veracruzana de México está considerada como la institución académica más peligrosa del planeta para los estudiantes.
La Universidad Veracruzana (de México) ubicada en Xalapa (capital del estado de Veracruz), vió que sólo el 78% de los estudiantes regresaron para iniciar el año académico 2015, mientras que la institución atraviesa un periodo que el personal compara con las plagas de Egipto.
“Hemos tenido muertes, plagas de insectos, enfermedades mortales y una terrible violencia”, declaró un vocero de la Universidad a MailOnline.
“No se requieren más atrocidades para aumentar el conjunto”.
Los problemas comenzaron hace dos meses, cuando 10 hombres enmascarados y armados con machetes y bates de béisbol irrumpieron en una fiesta de cumpleaños de un estudiante y golpearon a ocho invitados hasta casi matarlos.
.

La peligrosa Universidad Veracruzana en Xalapa, México, ha estado plagada con secuestros, golpizas y enfermedades desde un violento ataque a una fiesta de cumpleaños hace dos meses

Todas las víctimas, cuatro hombres y cuatro mujeres, terminaron en el hospital de la ciudad. A pesar de que ninguna de ellas murió, el evento resultó impactante para la comunidad estudiantil.

Cinco de los agredidos están desaparecidos desde ese entonces; los tres restantes huyeron del estado de Veracruz tras recibir amenazas de muerte.

“Fue intimidación”, declaro el estudiante de la Universidad Vercruzana Carlos Landa a MailOnline, en el campus principal de la Universidad.

“El cumpleañero había hablado en contra de la administración de la universidad y por aquí saben exactamente cómo callarte”.

A la policía municipal de Xalapa le tomó 12 horas mandar un elemento a la escena del crimen, tras el brutal suceso, que fue escuchado por los vecinos, en un radio de tres cuadras. Según la policía local el incidente no está sindo investigando.

Debido a un mal manejo de desechos, una reciente infección del mosquito Aedes Aegypti, una virulenta especie tropical, ha provocado más de 250 casos de chikungunya entre los estudiantes de la universidad.

Se le habló a los fumigadores el martes, pero no fue lo suficientemente rapido para contener la epidemia. Desde el brote en las zonas de la UV, dos casos de chikunguya se han reportado en la ciudad de Xalapa.
Los secuestros son comunes en la universidad. En los últimos dos meses se han dado más de 20 casos, de los cuales sólo 16 de las víctimas regresaron vivas habiendose pagado rescates de hasta 40,000 libras (más de 1 millón de pesos, conforme al tipo de cambio del 1 de septiembre del 2015).
El secuestro más reciente fue la semana pasada a empleados de la universidad, uno de los cuales fue identificado como René Hernández Luis, académico encargado de atraer a estudiantes de Europa y Estados Unidos.
Él fue secuestrado junto con otros tres miembros de su familia, y se exigió por su liberación un pago de más de 15,000 libras (casi 400,000 pesos).
Todos los estudiantes con los que habló MailOnline sabían de alguien que había sido secuestrado.
José Antonio Castañero, estudiante de segundo año y residente en Xalapa, se vio obligado a manejar la recuperación de una víctima cuando la policía local se negó a tomar parte.
“La policía tomó los detalles del caso y, finalmente, nos recomendó que tratásemos directo con los secuestradores y que  pagaramos el rescate”, le dijo a MailOnline.
“Los secuestradores exigieron que el dinero del rescate fuera depositado en una cuenta bancaria. Nos dieron el número de cuenta y de sucursal”.
“La policía se rió cuando le sugerimos que rastreasen a los delincuentes de esa manera”, dijo agitando la cabeza en señal de disgusto.
“¿Quién elegiría ser un estudiante aquí cuando lo único por lo que se conoce a esta ciudad es por la delincuencia?”, apuntó.
Mientras que el familiar de José fue regresado vivo a su familia, muchos no tienen tanta suerte. Los índices de desaparición forzada en Xalapa se han elevado año con año, y durante la pasada década vio a más de 4,000 de sus pobladores desaparecer, usualmente arrancados de sus camas en la madrugada por delincuentes.
El crimen estatal, del cual Xalapa aporta el 40%, aumenta exponencialmente cada año desde que el nuevo gobernador Javier Duarte asumió el cargo en el 2010.
395 adultos fueron asesinados en el estado de Veracruz en 2010 conforme a las estadísticas oficiales y los estimados para 2014 elevan la cifra a más de 700.
El negocio del crimen organizado se ha convertido en la principal industria del estado (un termino coloquial para el cartel de los Zetas, el cual tiene el estado en jaque, es “La industria”), siendo la extorsión y el secuestro, junto con el narcotráfico los pilares de la actividad del cartel.
En 2014 se dieron 5,407 casos de robo de auto en Veracruz, 3,138 robos a casa habitación y 1,935 robos a negocios privados.
Sin embargo hay buenas razones para creer que las estadísticas oficiales son inferiores a los hechos.
“Estimamos que el 60% de la población de la ciudad no denunciaría a la policía al ser víctimas de un delito”, dijo a MailOnline un reportero de un periódico local de Xalapa, quien solicitó mantenerse anónimo.
Al menos 14 periodistas veracruzanos han sido asesinados con motivo de su labor desde 2010.
“Hemos visto casos donde las personas denuncian con la policía un robo con evidencia fotográfica”, dijo el reportero, quien ha pasado más de  una década cubriendo la nota policiaca en la capital del estado de Veracruz.
“Después, en esa misma semana, son visitados por el mismo criminal quien los castiga por llevar su problema ane las autoridades”.
“Si alguien destruye mi carro, pero no estoy siendo amenazado y ni yo ni mi familia hemos sido heridos, entonces no voy a hablarle a la policía”, dijo a MailOnline el residente de Xalapa Alberto González, “las autoridades sólo causan más problemas aquí”.
Para empeorar las cosas, la situación financiera de la universidad está lejos de la solvencia. Financiados por el gobierno estatal (a quien cifras oficiales señalan de estar endeudado por 1,500 millones de libras <<casi 39 mil millones de pesos>>, algunos estimados más realistas sugieron que es más del doble de esa cantidad), la universidad no puede garantizar el pago a sus más de 12,000 empleados cada mes.
Estos pagos tardíos han causado huelgas de personal, cancelado clases y un éxodo masivo de sus principales académicos de la universidad a otras instituciones.
“No hay dinero en la Universidad”, dijo un administrador universitario. “Al ser una institución educativa financiada por el estado somos los últimos en recibir el pago de la administración”.
Con la situación delictiva, y sin dinero para trabajar, resulta difícil que la universidad continúe mucho más tiempo como hasta ahora”.

Los comentarios están cerrados.