La valancha de Mocoa, Colombia, vista por el satélite Sentinel-1

La valancha de Mocoa, Colombia, vista por el satélite Sentinel-1


El 1 de abril de 2017 en Mocoa, Colombia, se produjo un gigantesco deslizamiento de tierra. que provocó más de 260 víctimas mortales, cientos de heridos e innumerables desplazados. Las imágenes de radar que la misión Sentinel-1 captó antes y después del deslizamiento de tierra ocurrido, muestran el alcance del desastre

Provocado por las fuertes lluvias, el deslizamiento desencadenó un enorme movimiento (rojo) en lo alto de una montaña. A continuación, el lodo se arrastró por la ciudad de Mocoa (verde) y cruzó el río cercano a esta.

El radar de la misión Sentinel-1 es capaz de ‘ver’ a través de las nubes, la lluvia y la oscuridad, por lo que resulta especialmente útil para vigilar áreas con nubosidad frecuente. Las imágenes registradas antes y después de fenómenos como inundaciones, corrimientos o terremotos, ofrecen información inmediata sobre el alcance de las áreas afectadas y facilitan la evaluación de daños patrimoniales y medioambientales.

Los productos de datos derivados de Sentinel-1 —procedentes de los barridos realizados entre el 20 de marzo y el 1 de abril— se han superpuesto a una imagen de radar de la misión. Esta, constituida por dos satélites, forma parte del programa de vigilancia medioambiental europeo Copernicus.