Los músicos pueden contribuir al desarrollo social de América Latina a través de la promoción artística y para ello no hace falta que sean virtuosos al ejecutar un instrumento, aseguró Enrique Márquez, egresado del Centro de Iniciación Musical Infantil (CIMI) y del ciclo inicial en la Facultad de Música de la Universidad Veracruzana (UV).

Explicó que una de las circunstancias que más le interesan es demostrar que en el arte hay campos vastísimos que es posible abordar desde muy diversas perspectivas, e indicó que su intención es mostrar que no se requiere ser un talento en la interpretación de instrumento alguno para destacar en los renglones de la promoción artística con fines de beneficio social.

El músico impartió la conferencia “La orquesta juvenil como instrumento de desarrollo” en Xalapa, durante la cual indicó que cada vez es más importante estudiar detenidamente el contexto en que se desenvuelven los jóvenes con quienes se trabajará.

“No es la misma problemática en Cardel o Tecolutla que en Xalapa, de la misma forma que existen marcadas diferencias en el entorno en que viven los jóvenes en la Colonia Polanco y en el Valle de Chalco, en el altiplano nacional. Todo ello debemos considerarlo detenidamente antes de echar a andar un programa. ¿Qué ocurriría si observásemos a los indígenas de Canaima de la misma forma que a los totonacos de Papantla?”

Enrique Márquez es fundador de Music Education for Social Development Agency (MESDA), organización con sede en Cambridge, Massachusetts, que apunta sus actividades hacia el desarrollo comunitario en diversos puntos de Latinoamérica mediante programas de enseñanza musical.

En la Unión Americana se perfeccionó como ejecutante de viola en la Academia de Artes de Interlochen, en Michigan; recibió el grado de licenciatura en la Universidad de Indiana, en Bloomington, y continúo con maestría en la Escuela de Música de Manhattan, en Nueva York.

Fue viola principal de la Orquesta Jeunesses Musicales World, la Orquesta Juvenil de las Américas y de la Filarmónica de las Américas en Nueva York. También cuenta con maestrías en Política Cultural y Administración por la Universidad de la Ciudad de Londres, así como en Educación por la Universidad de Harvard. Es consultor en la Universidad de Boston.

Hoy se reconocen las bondades de la organización MESDA y sus programas para la generación de orquestas y coros para niños de bajos recursos en América Latina (AL). “Estos proyectos han transformado las vidas de niños y jóvenes, a través del cultivo de las habilidades personales y la observación de valores como disciplina, autoestima y trabajo en equipo, entre otros, que los jóvenes adquieren a través de la educación musical en grupo”, indicó el joven promotor originario de Xalapa.

De momento, sus baterías apuntan hacia la implementación de programas de la naturaleza mencionada en las regiones de Canaima, Venezuela; Puerto Príncipe, Haití, y Barahona, República Dominicana. Allá, un equipo de experimentados músicos trabaja con la Orquesta Infantil y Juvenil Indígena de Canaima, con la École de Musique Sainte Trinité de Puerto Príncipe, y en la conjunción de una orquesta en que se combinan talentos jóvenes haitianos y dominicanos, en el cual jóvenes músicos haitianos y dominicanos forman una orquesta sinfónica.

Como parte de la Cultural Agents Initiative en Harvard, el grupo MESDA pronto extenderá sus programas hacia diversas latitudes de la República Mexicana.

A Enrique asiste un conjunto de músicos de diversas nacionalidades –Darwin Aquino, de República Dominicana; Isaac Casal, de Panamá; los uruguayos Nicolás Giordano y Diego Naser; Arístides Rivera, de Venezuela, y la brasileña Deborah Wanderley Dos Santos, entre otros–, todos comprometidos con un ideal del que pronto se apreciarán sus efectos en México y, particularmente, en Veracruz.

Enrique no olvida su origen y nunca pierde de vista el hecho de que su padre fue un importante académico en la Facultad de Música de la UV; por lo mismo, una parte importante de su labor pronto se enfocará hacia su tierra natal. Para más información en torno de la labor de este joven xalapeño, visitar www.mesdagroup.org

Deja un comentario