Los centros de esquí de Austria que padecen por la falta de nieve debido a los inviernos moderados pueden esperar que esto continúe en el futuro, indicó hoy el instituto de investigación austriaco Joanneum Research.

     El instituto pronóstico que habrá hasta 30 por ciento menos días cada año convenientes para esquiar en las próximas décadas. En el estado de Estiria, algunos centros de esquí enfrentan la posibilidad de tener que cerrar debido a la falta de nieve, informó ORF.

     Incluso se espera que la nieve artifical, producida por máquinas de nieve que se están volviendo cada vez más populares, sea incapaz de satisfacer la demanda turística en este país famoso por sus pendientes para esquiar.

     A pesar de que no es posible hacer un pronóstico completamente claro para los próximos 30 años, Franz Prettenthaler del instituto de investigación dijo que “aumentará la temperatura y será más caro seguir produciendo nieve”.

     Prettenthaler dijo que además de la falta de nieve que mantiene alejados a los esquiadores, la gente en general tiene un menor deseo de ir a esquiar en días más cálidos.

Deja un comentario