Manuel Cardona, uno de los mejores físicos del siglo XX y principios del XXI: experto en superconductores y semiconductores

Manuel Cardona Castro


Manuel Cardona Castro, nació Barcelona, España, el 7 de octubre de 1934; fue uno de los mejores físicos en el mundo durante el siglo XX y comienzos del XXI; era uno de los ocho más citados en la literatura científica internacional desde 1970 y autor de más de mil 270 publicaciones.

Sus trabajos más conocidos fueron: Espectroscopía de Modulación (1969), Dispersión de la luz en sólidos (9 volúmenes), Fotoemisión en sólidos (2 volúmenes) y Fundamentos de semiconductores, (2010, 4ª edición)

Después de obtener en 1955 la licenciatura en ciencias físicas en la Universidad de Barcelona, con summa cum laude, y recibiendo posteriormente el premio nacional al mejor historial académico de todas las facultades de ciencias de España. En 1956 consigue la beca Smith-Mundt y se traslada a la Universidad de Harvard para trabajar como graduado bajo la dirección del profesor William Paul. Allí comienza a realizar su tesis sobre el efecto cuadrático fotomagneto-eléctrico en germanio y silicio, con la que obtendría el doctorado en Ciencias por la Universidad de Madrid en 1958. Tras continuar trabajando sobre las propiedades dieléctricas del germanio y el silio y sus dependencias de presión y temperatura, obtiene también el doctorado en Física Aplicada en la Universidad de Harvard en 1959. Durante sus estudios en dicha Universidad conseguirá las becas Juan March (1958) y Bell Labs (1959).

La carrera profesional de Manuel Cardona se desarrollaría en los siguientes años en Suiza, Estados Unidos y Alemania. En diciembre de 1959 se incorpora a la plantilla de los Laboratorios RCA en Zurich (Suiza), donde permanecerá hasta que, en 1961, se traslada al laboratorio de la misma compañía en Princeton (Estados Unidos).

En junio de 1964 acepta el puesto de profesor asociado de Física en la Universidad Brown, siendo ascendido a profesor pleno en 1966. En 1971 pasa a ser director del recién fundado Instituto Max-Planck del Estado Sólido en Stuttgart, República Federal de Alemania.

En 1971 se incorporó como director del recién fundado Instituto Max Planck para la Investigación en Estado Sólido, en Stuttgart, del que fue director fundador emérito, considerado a nivel mundial como uno de los centros de excelencia en la investigación de la física del estado sólido y de materiales.

Asimismo, durante su trayectoria obtuvo un sinnúmero de distinciones y reconocimientos, entra ellos el Premio Príncipe de Asturias, en 1988 (que compartió con el científico mexicano Marcos Moshinsky), los premios Frank Isakson y John Wheatley otorgados por la American Physical Society; la beca Guggenheim, así como más de una decena de doctorados Honoris Causa en importantes universidades del mundo.

Fue miembro de la Fundación Nacional Alemana de la Ciencia, del Consejo Científico de DESY en Hamburgo y de la Academia de Ciencias de Estados Unidos, entre otros cargos.

El experto en física del estado sólido profundizó sus investigaciones en el conocimiento de los superconductores y la interacción de la radiación electromagnética con los materiales semiconductores, siendo estos estudios de gran potencial para aplicaciones industriales y tecnológicas.

Falleció el 2 de julio de 2014, en Stuttgart, Alemania. Sus restos fueron depositados en el Cementerio Viejo Vaihingen, de esa ciudad.

Deja un comentario