El Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), Unidad Saltillo, del Instituto Politécnico Nacional evaluará el daño ecológico que presenta el arrecife coralino de la Costa Maya mediante un robot anfibio denominado “Mexibot”.

     La científica del Cinvestav Luz Abril Torres Méndez informó hoy, en un comunicado,  que la investigación, en colaboración con la Unidad Mérida del Cinvestav, incluye la exploración nocturna, “cuando la fauna es diferente y la irrupción de algún objeto puede alterar su comportamiento”.

     El robot anfibio o “Mexibot” forma parte del proyecto “Sistema de Navegación Visual para un Robot Acuático”, que busca probar el sistema de navegación autónomo desarrollado por el grupo de Robótica y Manufactura Avanzada del Cinvestav Unidad Saltillo.

     El proyecto busca realizar un monitoreo que permita capturar imágenes de la flora y la fauna, con el fin de estudiar la diversidad, los procesos de depredación en los arrecifes del Caribe mexicano, y obtener información del impacto del calentamiento global en la zona.  

     El robot anfibio fue sometido a pruebas en aguas profundas frente a las costas de la isla de Barbados y en la península de Yucatán.

     Se planea sumergirlo al menos a 50 metros, algo que será un reto, según cálculos del Cinvestav.  

     El investigador de la Unidad Mérida, Jesús Arias González, dijo por su parte que el estudio lo realizarán con técnicas de observación de videos, muy utilizadas en los arrecifes coralinos debido a la calidad de visión en las aguas cristalinas de esos ecosistemas.     

     Las observaciones se utilizan para estudiar una amplia gama de procesos que ocurren en los arrecifes, y que son difíciles de captar durante una inmersión de buceo, agregó Arias, quien es también miembro de la red temática de Ecosistemas del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

     El investigador se refirió al proceso de depredación, a los estudios de diversidad (donde se observan especies marinas que durante un buceo normal no es posible  ubicar) y a la observación de especies en aguas profundas durante la noche.

     Las técnicas de observación por video son muy útiles en los arrecifes coralinos, lo que las convierte en una herramienta prometedora en la investigación, agregó Arias.

     En tanto, Torres Méndez dijo que tras las pruebas realizadas en Barbados se trabaja en corregir las pequeñas deficiencias y mejorar el sistema de visión, por lo que en agosto de 2013 estarán listos para las pruebas en la Costa Maya.

     En Barbados no fue fácil operar el robot anfibio, debido a las fuertes corrientes marinas, lo cual dificultó la labor de control del robot en cuanto a su navegación y para que éste siguiera una trayectoria definida. 

Deja un comentario