La movilidad urbana es un derecho ciudadano y las estrategias de este factor determinante para la calidad de vida deben estar focalizadas en la circulación de las personas y no sólo de los vehículos, señaló el ingeniero Paulo Motta, responsable de la planeación del transporte público en más de 20 proyectos financiados por el Banco Mundial y otras organizaciones de alcance internacional.

 

En el Foro para la presentación del Plan Maestro de Movilidad Urbana de Santa Fe, el experto recomendó adoptar una visión que promueva el cambio de paradigma para desalentar los traslados de manera individual mediante el uso del automóvil y entender la urbe como un ambiente colectivo.

 

Los vehículos de baja capacidad siguen dominando las calles de las urbes latinoamericanas, pues no se ha logrado que el transporte masivo evolucione hacia uno sustentable con autobuses híbridos o de gas natural comprimido –GNC– “ni se han considerado rutas integradas a la manera del Sistema de Transporte Colectivo Metro que existe en algunos estados del país, pero que ya resulta insuficiente”.

 

Hasta el momento existen 29 megaciudades –de acuerdo con el informe de la Organización de Naciones Unidas Hábitat, 2015– entre las que se halla la Ciudad de México y ese número podría crecer, ya que se prevé que 60 por ciento de la población será urbana para 2030, por lo que “será fundamental pasar de una visión municipal a una metropolitana en la que los entes gubernamentales estén mejor coordinados”.

 

El especialista dictó la conferencia Tendencias de crecimiento de la movilidad urbana en América Latina.

 

En la actividad –convocada por la Unidad Cuajimalpa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), la Asociación de Colonos ZEDEC Santa Fe, A. C. y la empresa Soluciones Integrales de Tránsito y Transporte (SITT)– Motta sugirió que para mejorar los desplazamientos en la zona poniente de la capital es necesario establecer una tarifa del servicio público acorde con la cantidad de kilómetros recorridos.

En el acto inaugural del Foro, el doctor Eduardo Peñalosa Castro, rector de esa sede académica, subrayó que la UAM ha buscado –en coordinación con miembros de la sociedad civil– mejorar “los instrumentos de planeación que promuevan una movilidad eficiente y capaz de atender las necesidades específicas de la zona, incluyendo proyectos de desarrollo.

 

“Hoy nos reunimos para dar a conocer los resultados de ese esfuerzo y la colaboración de diferentes instancias materializados en un plan de movilidad” que contribuirá a la toma de decisiones en beneficio de la comunidad, manifestó.

 

La licenciada Itziar de Luisa, presidenta de la Asociación de Colonos ZEDEC Santa Fe, A. C, externó que desde hace poco más de un año “decidimos que era indispensable hacer un diagnóstico para entender los problemas de esta zona urbana y lograr un impacto positivo en la implementación del tren interurbano Toluca México”.

 

El Plan Maestro de Movilidad Urbana de Santa Fe fue entregado al licenciado Fernando Alejandro Martínez Badillo, subsecretario de Control de Tránsito; la maestra Laura Iraís Ballesteros Mancilla, subsecretaria de Planeación de la Secretaría de Movilidad; el ingeniero Guillermo Nevarez Elizondo, director general de Transporte Ferroviario y Multimodal, y el maestro Miguel Ángel Salazar, jefe delegacional de Cuajimalpa de Morelos, entre otras autoridades.

 

El propósito del plan es renovar el actual sistema mediante la consolidación de un nuevo modelo que garantice la conectividad de las diferentes áreas, permitiendo al usuario tomar la decisión del modo de transporte, así como generar una base de datos actualizada de los volúmenes vehiculares, peatonales, ciclistas y de transporte público.