Neil Armstrong, el primer hombre en pisar la Luna

Neil Armstrong


Neil Alden Armstrong, quien se convertiría en el primer hombre en pisar la luna, nació en Wapakoneta, Ohio, el 5 de agosto de 1930

Antes de convertirse en astronauta, Armstrong fue oficial de la Armada de los Estados Unidosentre entre 1949 y 1952, período durante el cual participó en la guerra de Corea. Tras este conflicto, obtuvo su licenciatura en la Universidad Purdue y trabajó como piloto de pruebas para el Comité Asesor Nacional de Aeronáutica (NACA), que en 1958 se convertiría en la Agencia Estadounidense del Espacio (NASA), donde llegó a ser uno de sus pilotos de pruebas más destacados, en la Estación de Vuelo de Alta Velocidad, en la actualidad llamado Centro Armstrong de Investigaciones de Vuelo en su honor.

Después de participar en los programas para llevar un hombre al espacio de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y el de vuelo espacial tripulado Boeing X-20 Dyna-Soar, Armstrong se unió al cuerpo de astronautas de la NASA en 1962; ahí se especializó en la mejora de los métodos de entrenamiento y el desarrollo de los simuladores de vuelo.

Realizó su primer vuelo espacial el 8 de marzo de 1966 como piloto al mando de Gemini 8, acompañado por el comandante David Scott, junto con quien realizó maniobras de acoplamiento en el espacio, la primera de este género (16 de marzo). La misión fracasó al perderse el control del conjunto, si bien los astronautas pudieron separar la cápsula espacial y regresar a la Tierra, donde hubieron de realizar un amaraje forzoso.

Tres años más tarde (1969), entre los días 16 y 24 de julio, fue el comandante de la histórica misión Apolo 11 y protagonizó el primer alunizaje del ser humano sobre la superficie de nuestro satélite. Para esta gesta se utilizó un cohete Saturno V, el mayor ingenio de este tipo construido, con una altura superior a los 85 m y un diámetro máximo de 13 m, capaz de desarrollar una potencia de 35.000 kN, que transportaba el conjunto integrado por el módulo de mando y servicio, llamado Columbia, y el módulo de alunizaje, bautizado con el nombre de Eagle.

En 1968 fue reserva del comandante del Apolo 8 (Frank Borman), que fue la primera misión tripulada en salir de la órbita terrestre, llegar y orbitar a la Luna, el 23 de diciembre de 1968, y finalmente regresar a la Tierra.

Después de esto Deke Slayton (Director de operaciones de vuelo de la NASA y encargado de designar a los astronautas a las misiones tripuladas de la NASA en los programas Gemini y Apollo= le ofreció a Armstrong ser comandante del Apolo 11.

La tripulación estaba compuesta, además, por el teniente coronel Michael Collins, piloto del módulo de mando, y el coronel Edwin Aldrin, encargado de pilotar el módulo lunar.

En una reunión en marzo de 1969 entre Slayton, George Low, Bob Gilruth y Chris Kraft se decidió que Armstrong sería la primera persona en intentar pisar la Luna, decisión que se fundamentó en que los gestores de la NASA lo veían como una persona con poco ego. En una conferencia de prensa que tuvo lugar el 4 de abril de 1969 se explicó que la razón por la que Armstrong sería el primero en descender la tenía el diseño del módulo lunar: la escotilla se abría hacia dentro en el lado derecho y ello dificultaba que el piloto del módulo [Aldrin] saliera primero. Slayton añadió: «En segundo lugar, en base al protocolo, supuse que el comandante debía ser el primer tripulante en salir. Bob Gilruth [director del Centro de Naves Espaciales Tripuladas] aprobó mi decisión».

El despegue del Apollo 11 se dio finalmente el 16 de julio de 1969 y el viaje duró hasta el 20 de julio de ese año, cuando se dio el alunizaje en la región lunar conocida como Mar de la Tranquilidad;

Armstrong fue así el primero en pisar la superficie lunar, el 21 de julio,y pronunció su famosa frase: «Es un pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad» (en inglés: «That’s one small step for [a] man, one giant leap for mankind»)

Armstrong permaneció 2 horas y 14 minutos fuera del módulo de alunizaje Eagle. El 21 de julio, Aldrin siguió a su comandante 15 minutos después de que éste saliera del módulo lunar.

Además de desplegar la bandera de Estados Unidos y de instalar diversos aparatos científicos, recogieron aproximadamente 22 kg de rocas lunares para su posterior estudio en la Tierra. A su regreso, Armstrong fue nombrado responsable de las actividades aeronáuticas de la NASA, organización que abandonó en 1971 para incorporarse a la actividad docente como catedrático en la Universidad de Cincinnati. En 1979 pasó a formar parte de la junta de la Cardwell International Ltd., empresa proveedora de equipamiento para refinerías.

Neil Armstrong en la Luna- NASA

Neil Armstrong en la Luna- NASA

La misión del Apolo 11 fue su última incursión en el espacio, y su único papel de relevancia pública desde entonces fue el de vicepresidente de la investigación del desastre del transbordador Challenger, en 1982.

Su última comparecencia pública fue en noviembre de 2011, cuando recibió la medalla de Oro del Congreso de Estados Unidos junto a sus compañeros de la misión a la luna, Aldrin y Collins.

El 25 de julio del 2005, Neil Armstrong dio una conferencia magistral, en “La Ciudad de las Artes y las Ciencias”, invitado por la organización de la Campus Party de Valencia.

Ahí expresó sus deseos porque se logren progresos en la mente humana igual de asombrosos que en la ciencia, la tecnología e informática.

“Si queremos sobrevivir –dijo-, tendremos que hacer el mismo progreso en la mente humana, lograr que sea la gran mejora que marque el siglo XXI. Si no podemos conseguirlo, nos esperan días oscursos”.

Sobre ese evento el diario El País, de España hizo la siguiente anotación al margen:

Caminar por la Luna

Durante su charla en la Campus Party de Valencia, el ex astronauta de la NASA Neil Amstrong ha evocado los momentos más significativos de su gesta. “Yo era ingeniero y aviador; a los pilotos nos gustan los aterrizajes suaves más que bajarnos del avión. Por eso, nunca pensé que lo de caminar -por la superficie lunar- iba a ser tan importante. En una escala de cero a diez de dificultad de aterrizaje, el de la Luna tenía un doce, mientras que el caminar sólo era de uno o uno y medio”, aseguró.

Sobre su única aparición en una fotografía del acontecimiento, bromeó con “lo fotogénico que era” su compañero Edwin Aldrin, quien aparece en la mayoría de instantáneas de la primera presencia humana en la Luna. Tras recordar el convenio internacional que en 1967 decretó la propiedad internacional de la Luna, expresó su temor ante los conflictos armados que puedan ocasionarse en un futuro por asuntos lunares y deseó que el “poder intelectual” y el desarrollo de la raza humana “hagan desaparecer la amenaza militar”.

Armstrong,  a principios de agosto del 2012 se sometió a una operación por sus problemas cardiovasculares, cuyas “complicaciones” lo llevaron a la muerte el 25 de agosto de 2012, a los 82 años en Cincinatti, Ohio (EE.UU.)

Las cenizas de Neil Armstrong, fueron esparcidas el 16 de septiembre de 2012 en el océano Atlántico tras una ceremonia privada a bordo del portaaviones USS Philippine Sea de la Marina de EE.UU., informó la NASA.

Nota complementaria: El discurso lunar no tan espontáneo de Neil Armstrong

Notas de referencia: Banderas a media asta y luna llena en el funeral de Neil Armstrong

Cinco de seis banderas de EE.UU. siguen plantadas en la Luna

 

Deja un comentario