Toneladas de productos animales ilícitos fueron decomisadas y más de 400 sospechosos fueron arrestados en una operación contra el tráfico de la vida silvestre.

     La operación involucró más de 350 casos, con la captura de más de tres toneladas de marfil y sus derivados, más de 1.000 pieles, 36 cuernos de rinoceronte y un gran número de otros productos de la vida silvestre, dijo la Oficina de Manejo de la Importación y Exportación de Especies en Peligro de Extinción de China.

     La operación “Cobra II” fue organizada de manera conjunta por China, Estados Unidos, Sudáfrica, la Fuerza de Tarea del Acuerdo de Lusaka, la Red de Protección de la Vida Silvestre de la ASEAN (Asociación de Naciones del Sureste Asiático) y la Red de Protección de la Vida Silvestre del Sur de Asia.

     Las severas medidas mundiales fueron apoyadas por la Convención contra el Tráfico Internacional de Especies Silvestres en Peligro de Extinción (CITES), la Organización Mundial de Aduanas y la Interpol. Un total de 28 países participaron entre el 30 de diciembre de 2013 y el 26 de enero de 2014.

     Las autoridades de China, incluyendo los Departamentos de Silvicultura, Aduanas, Policía, Judicial y de Cuarentena, pusieron en operación a más de 100.000 elementos y descubrieron más de 200 casos que involucraron a más de 250 sospechosos.

     China envió por primera vez a Kenia personal del orden con el propósito de detener a un presunto traficante de marfil y de impartir conferencias sobre la protección de la vida silvestre.

     “China desempeñó un destacado papel en la operación Cobra II”, dijo Wan Ziming, director del Departamento de Aplicación de la Ley de la Oficina de Manejo de la Importación y Exportación de Especies en Peligro de Extinción de China.

     China pidió emprender medidas severas contra el tráfico de especies silvestres en 2012 y condujo la primera operación Cobra, en la que participaron 22 países, a principios de 2013.

     “Las operaciones multinacionales son de gran importancia en el combate a las redes criminales de vida silvestre”, dijo John Scanlon, secretario general de CITES.

     China cuenta con abundantes recursos silvestres al tener alrededor de 6.500 especies vertebradas, cerca del 10 por ciento del total mundial.

     Más de 470 vertebrados terrestres son nativos de China, incluyendo el panda gigante, el mono dorado, el tigre del sur de China y el caimán chino. Sin embargo, en algunas partes del país persiste la tradición de comer platillos de animales exóticos. Algunas especies raras también son utilizadas en la medicina tradicional.

     Para proteger la biodiversidad, China cuenta con una lista de especies raras y en peligro de extinción que reciben protección judicial, con un marco legal completo en vigencia y con numerosas leyes y regulaciones a niveles central y local.

     China ha prestado gran atención a la protección de las especies en peligro de extinción desde que se unió a la CITES en 1981 y formó las más grandes Autoridad de Manejo CITES y Grupo Nacional Colaborativo Interagencias de Aplicación de la CITES en el mundo, con el fin de apoyar los esfuerzos encaminados a la aplicación de la convención.

     China galardonó al secretario general del grupo colaborativo con el Certificado de Mención en 2012 por dos operaciones del orden para la protección de la vida silvestre a nivel nacional que resultaron en significativas incautaciones y arrestos.

     Zhang Jianlong, director dle grupo colaborativo y subdirector de la Administración Estatal de Silvicultura, dijo que China seguirá cooperando con otros países para fortalecer la protección de la vida silvestres y cumplirá por completo con sus obligaciones internacionales.

Deja un comentario