Suprema Corte de Justicia de la Nación

Suprema Corte de Justicia de la Nación


La celebración del Día del Abogado en México se realiza el 12 de julio, en conmemoración de que en esa fecha, en 1553, se impartió la primera cátedra de derecho en América, Prima de Leyes, por parte del Sr. Lic. Bartolomé de Frías y Albornoz, en la Real y Pontificia Universidad de México, hoy Universidad Nacional Autónoma de México, con la cual se inaguró también la licenciatura en Derecho, la cual duraba siete años, cinco de Prima y Víspera de Derecho y dos de Jurisprudencia Civil.

La fecha fue promulgada en 1960 siendo Presidente de la República, Adolfo López Mateos, quien hizo la declaratoria a petición del Periódico el Diario de México, de la capital del país.

La carrera de Leyes de la Real y Pontificia Universidad de México comprendía cinco cursos en cinco años de Prima y Vísperas de Derecho y dos cursos más en un año de Instituta que era la Jurisprudencia Civil o columna que servía para hacer recta justicia y observarla.

Durante el Virreinato se hacía una distinción entre jurisconsultos y abogados, pues mientras los primeros estudiaban y desahogaban consultas en su biblioteca, los segundos asistían a los tribunales.

Como correspondía a la época, los abogados virreinales llevaban una vestimenta específica que los distinguía: traje negro con calzón corto, la chinela con hebilla de oro o plata según la alcurnia y la posición económica, y la indispensable toga.

Al llegar la época de la Independencia los abogados ya vestían de traje, para sus actividades normales.

De las organizaciones de abogados que existen en México la más conocida y más antigua es el Ilustra y Nacional Colegio de Abogados, de rancio abolengo, fundado en 1759, y en el cual se exigía para ingresar ‘”limpieza de sangre'”. Entre sus miembros, en esa época, tuvo a los precusores de la Independencia Francisco Primo de Verdad y Ramos, Francisco Azcárate y Carlos María Bustamante,

En la etapa postindependencia entre sus miembros tuvo a algunos liberales, como Bernardo Couto, José María Iglesias y José María Lafragua, así como a los conocidos conservadores Teodocio Lares y Eulalio Ortega.

Deja un comentario