Ampliar SINC

La moda del \’selfie\’ parece no tener límites. De la mano de la sonda Rosetta de la Agencia Espacial Europea (ESA), que se encuentra a más de 400 millones de kilómetros de distancia de la Tierra, ha llegado al espacio. El dispositivo se ha sacado un autorretrato con una de las cámaras de su sonda Philae, como parte de las pruebas que están llevando a cabo los técnicos antes de decidir el punto de aterrizaje en el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko.

En la imagen –que fue tomada en la noche del pasado domingo– puede verse parte de su estructura así como el cometa, al que se está acercando y sobre el que aterrizará el próximo mes de noviembre. También son perfectamente visibles los paneles solares del Philae de 14 metros de longitud. La ESA ha preseleccionado cinco posibles puntos para el aterrizaje del dispositivo. El elegido será dado a conocer por la agencia espacial europea dentro de unos días.

La sonda Rossetta fue lanzada al espacio por la el 2 de marzo de 2004 para analizar por primera vez en la historia la composición de un cometa.

Deja un comentario