La investigación sobre la muerte del doctor José Luis Blanco, investigador de la Universidad Veracruzana, se realiza con el profesionalismo y secrecía que garantice el esclarecimiento absoluto de los hechos, aseguró el procurador de Justicia del estado, Felipe Amadeo Flores Espinosa

Al reunirse con un grupo de catedráticos e investigadores de la Máxima Casa de Estudios, Flores Espinosa informó sobre los avances que se tienen de la investigación ministerial 458/2012.

Dijo que en cinco días de investigación se realizaron más de 50 diligencias, en las que 14 personas declararon ante el Ministerio Público, se presentaron los dictámenes periciales y las inspecciones oculares correspondientes y se efectuaron diversas acciones policiales, las cuales permitieron la ubicación del vehículo del profesor universitario, que fue robado de su domicilio el día del fallecimiento. 

En el desahogo de cada una de las diligencias, la premisa de la PGJE ha sido el absoluto respeto a los derechos y garantías de todos aquellos relacionados con los hechos que se investigan, aseguró.

Dijo que hasta el momento se siguen las líneas de investigación tras el reconocimiento del lugar de los hechos como la información proporcionada por familiares y amigos de la víctima. 

“Estamos comprometidos con una averiguación bien integrada que dé tranquilidad y certeza a la comunidad universitaria. De los resultados que arroje esta investigación, vamos a garantizar el pleno ejercicio de la ley en contra de quienes resulten responsables de este hecho que ha indignado a la sociedad veracruzana”, concluyó.

Deja un comentario