Con un llamado a convertirse en los próximos líderes de la ciencia, la tecnología y la innovación en nuestro país, se inauguró la XXII Olimpiada Nacional de Biología Querétaro 2013, en el auditorio “Flavio Mena Jara”, del Centro Académico de Cultural de la UNAM, campus Juriquilla.

El secretario de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), Roberto Leyva Ramos, quien formó parte del presidium en la ceremonia oficial de apertura, dijo a los 158 jóvenes participantes del concurso, que la AMC, organizadora de la olimpiada, está empeñada en promover la ciencia entre los jóvenes mexicanos, debido a la importancia de esta actividad en el desarrollo de México, y que en la mayoría de los casos se desconoce.

“Para la Academia es muy importante que se conozca la ciencia, la tecnología y la innovación, y en esta caso, la Biología. Por eso nuestra asociación tiene diversos programas como el de las Olimpiadas de la Ciencia”, recordó y destacó a los estudiantes de los 27 estados presentes en el acto, la conveniencia de seguir aprovechando estas actividades, como el Verano de la Investigación, que permite a universitarios una estancia con un investigador de prestigio en activo con el objetivo de promover en ellos el interés por las carreras de posgrado.

Invitó a los jóvenes estudiantes de nivel bachillerato a convertirse en los mejores concursantes de la XXII Olimpiada Nacional de Biología y aspirar a representar a México en las etapas internacionales de esta competencia. “La meta son las medallas. Sé que el reto es difícil pero sé también que muchos de ustedes pueden hacerlo, sólo basta que se lo propongan”.

El presidium de la ceremonia lo integraron además de Leyva Ramos, los directores Raúl Paredes, del Instituto de Neurobiología-UNAM, Campus Juriquilla; Teresa García, de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad Autónoma de Querétaro; Ángel Ramírez, del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Querétaro (UAQ); e  Irineo Torres, de Investigación y Posgrado de la UAQ.

Así como la coordinadora nacional de la Olimpiada de Biología, Cristina Revilla, y el delegado estatal Carlos Silva. Este último evocó en su discurso al eminente neuroendocronólogo mexicano Flavio Mena Jara, fallecido en diciembre pasado, de quien resaltó su enfoque visionario para fundar el Instituto de Neurobiología de la UNAM en Querétaro, sus esfuerzos para llevar a cabo un permanente  trabajo conjunto entre la UNAM y la UAQ, y su interés en motivar e incentivar a los alumnos más destacados del país.

“Eso es lo que nosotros hemos venido realizando año con año, este esfuerzo para buscar y encontrar a los jóvenes más talentosos. La delegaciones de Querétaro y San Luis Potosí ocupan el segundo lugar en la organización de las olimpiadas nacionales, sólo superados por Nuevo León, que ha organizado la de Biología en tres ocasiones”, resaltó y agradeció a las instituciones, organizaciones y empresas locales que apoyaron la celebración de este evento.

Al concluir el acto, los 158 los estudiantes se dirigieron a las aulas de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad Autónoma de Querétaro para presentar el examen teórico. El 50% que obtenga los mejores resultados avanzará a la etapa práctica, la cual consta de cuatro pruebas de laboratorio. 

Deja un comentario