Sólo 8,2 por ciento del ADN humano podría hacer algo importante o ser ‘»funcional'», lo que contradice cifras anteriores, muestra un estudio británico publicado el 25 de julio en la revista científica estadounidense ‘»Plos Genetics'».

     En 2012, científicos involucrados en el proyecto de la Enciclopedia de Elementos de ADN (Encode) dijeron que 80 por ciento del genoma humano tenía algunas funciones bioquímicas.

     Sin embargo, esa afirmación ha sido controvertida, y muchos argumentan que la definición bioquímica de ‘»función'» es muy amplia y que sólo porque haya actividad en el ADN eso no necesariamente tiene una consecuencia.

     Para llegar a la cifra más reciente, los investigadores de la Universidad de Oxford aprovecharon la capacidad de evolución para discernir qué actividades importan y cuáles no.

     Los científicos identificaron que mucho del genoma humano evitó acumular cambios a lo largo de 100 millones de años de la evolución mamífera, un claro indicio de que el ADN importa y que tuvo alguna función importante que necesitaba retener.

     De acuerdo con los hallazgos, el resto del genoma humano es material evolucionario sobrante, partes de genoma que han experimentado pérdidas o ganancias en el código de ADN, a menudo llamado ‘»ADN basura'».

     Los investigadores también explicaron que no la totalidad del 8,2 por ciento funcional es igualmente importante. Una pequeña parte de alrededor de 1 por ciento del ADN humano representa las proteínas que realizan casi todo el proceso biológico crítico en el organismo.

     El equipo cree que otro siete por ciento podría estar involucrado en el encendido y apagado de genes que codifican proteínas. Esto tiene lugar en diferentes ocasiones, en respuesta a varios factores y en diferentes partes del cuerpo.

Deja una respuesta