El nacimiento de Steve Jobs

El nacimiento de Steve Jobs


Más allá de los aspectos que definían su duro carácter, la aportación que hizo Steve Jobs al mundo de las comunicaciones y a la informática es indiscutible. Alguien lo llamó el Thomas Edison del siglo XX. La historia dictará si le corresponde tan elevado pedestal pero lo que es seguro es que revolucionó la vida del siglo XX y XXI: el ordenador personal con los Mac, el cine de animación con Pixar, la música con el iPod, los móviles con el iPhone y pretendió cambiar los medios de comunicación con el iPad.

Steve Jobs nació un 24 de febrero de 1955 en San Francisco. Paul y Clara Jobs, sus padres adoptivos, le criaron en el seno de una familia con pocos recursos.

Abandonó la universidad, tal y como explicó en el discurso de inauguración de 2005 de la Universidad de Standford, “tras seis meses no le veía propósito alguno”. Decisión que fue, según él mismo, “una de las mejores que he tomado”.

En abril de 1976 y con tan solo 21 años, él y su socio Steve Wozniak fundaron Apple en el famoso garaje en Los Altos (California) en San Francisco (EE UU) el 24 de febrero de 1955. Jobs se encargaba de las ideas y de vender el producto; Wozniak, de las cuestiones de ingeniería que daban vida a complejos artilugios tecnológicos.

Con un respaldo financiero de 90.000 dólares nació su primera computadora, Apple I, con una visión: popularizar el uso de los ordenadores personales, llevándolos de las oficinas a las casas. En 1977 llegó su primer éxito, el Apple II, la primera computadora producida en masa para el consumo. En tan sólo dos años, la facturación de la compañía se multiplicó por quince, lo que les convirtió en multimillonarios antes de cumplir los 25 años.

Tras tener problemas con la cúpula directiva de Apple, fue despedido en 1985. Jobs vendió entonces todas sus acciones menos una.

En esa época fue cuando adquirió y desarrolló Pixar, hasta convertirla en la empresa de animación digital más grande del planeta.

En ese lapso también fundó la empresa NeXT Computer, Inc. (nombre que se cambió por el de NeXT Software, Inc.), con sede en Redwood City, California, que desarrolló y fabricó una serie de estaciones de trabajo destinadas a la educación superior y las empresas. NeXT introdujo el primer NeXT Computer en 1988, y el NeXTstation en 1990. Las ventas de los ordenadores NeXT eran relativamente bajas, con estimaciones de cerca de 50.000 unidades vendidas en total. Sin embargo, su innovador sistema operativo, NeXTSTEP, orientado a objetos de funcionamiento y entorno de desarrollo era muy influyente.

La directiva de Apple, que por entonces se encontraba en problemas, ofreció comprar NeXT, y la fusión se hizo el 20 de diciembre de 1996, en una compra valorada aproximadamente en 375 millones de dólares, junto con 1,5 millones de acciones de Apple. El software desarrollado por Next es la base para el sistema operativo Mac OS X.

Sin embargo regresó en 1997 a la compañía, que se encontraba en graves dificultades financieras, y ha sido su director ejecutivo hasta el 24 de agosto de 2011; ese año Apple se convirtió en la empresa con mayor capitalización del mundo.

Gran parte del éxito se debe a la segunda etapa de Apple, que transformó la industria musical y multimedia a nivel mundial. Lanzó el iPod en 2001 y en 2003 la tienda on line de música de iTunes, que en siete años vendió más de 10.000 millones de canciones. Otro de sus dispositivos es el IPad, un híbrido entre smartphone y la minicomputadora portátil.

En 2007 la compañía puso en el mercado los populares IPhone, una avanzada familia de teléfonos inteligentes multimedia con conexión a internet, pantalla táctil y pocos botones físicos.

Otro de los principales ejemplos del éxito de Apple es la comercialización de las tabletas, donde le ganó el paso a Microsoft ampliamente; aparatos de este tipo ya aparecían en la serie “Star Trek: The Next Generation” (1987), fue durante mucho tiempo una idea impulsada por Microsoft y el propio Bill Gates presentó el “tablet PC” en 2002, 8 años antes de que el iPad viera la luz.

Steve Jobs declaró más de una vez que vivía por y para Apple: “Solo le pido a la gente que se enamore de la empresa”. Y es que nunca antes una marca ha estado tan asociada a una persona. Quizá el éxito de la firma que fundó se deba precisamente a su filosofía, que se podría resumir en construir “algo bonito, funcional y dirigido a las masas”. Sabía que debía trasmitir a sus empleados la magia de los productos que estaban creando, para que sintieran auténtica pasión. Tenían que sentirse literalmente enganchados y enamorados de sus propios productos. Él mismo decía que “si vamos a construir aparatos, más vale que los hagamos bonitos”.

Steve Jobs falleció a los 56 años en su casa de Palo Alto, en Silicon Valley, el 5 de octubre de 2011 por las complicaciones de un cáncer de páncreas que padecía desde hacía varios años y que le fue descubierto en el 2004.

En un principio su médico le dijo que le quedaban entre 3 y 6 meses de vida, pero al analizar las células del cáncer vio que podían ser operadas y lo hizo, lo cual le dio varios años más de vida.

Su biografía fue en 2011 el libro más vendido en Amazon y todo lo que le rodeó es ahora susceptible de convertirse en un lucrativo negocio.

Los comentarios están cerrados.