Los primeros equipos GSM de 1991

Los primeros equipos GSM de 1991


El sistema global para las comunicaciones móviles (del inglés Global System for Mobile communications, GSM, y originariamente del francés groupe spécial mobile) es un sistema estándar, libre de regalías, de telefonía móvil digital.

La ubicuidad del estándar GSM ha sido una ventaja tanto para consumidores (beneficiados por la capacidad de itinerancia y la facilidad de cambio de operador sin cambiar de terminal, simplemente cambiando la tarjeta SIM) como para los operadores de red (que pueden elegir entre múltiples proveedores de sistemas GSM, al ser un estándar abierto que no necesita pago de licencias).

En GSM se implementó por primera vez el servicio de mensajes cortos de texto (SMS), que posteriormente fue extendido a otros estándares.

Se remonta su historia a la declaración de Bonn por los ministros de Alemania, Reino Unido, Francia e Italia en mayo de 1985 que pedía la elaboración de un memorando de entendimiento para estar listo en septiembre de 1987 para la firma de los operadores móviles europeos.

El servicio GSM permite a sus usuarios conectarse a través de su teléfono con su computador y enviar y recibir mensajes por correo electrónico, faxes, navegar por Internet, acceder con seguridad a la red informática de una compañía (red local/Intranet), así como utilizar otras funciones digitales de transmisión de datos, incluyendo el servicio de mensajes cortos (SMS) o mensajes de texto.

Sin el GSM Europa no hubiera logrado el liderazgo de la industria telefónica, ni la propia telefonía se hubiera extendido de forma tan rápida por el mundo.

El entendimiento para la operación del GSM fue idea de Stephen Temple, un alto funcionario del Departamento de Comercio e Industria del Reino Unido, al cual se adhirieron 15 operadores de redes móviles de 13 países y el acuerdo para el desarrollo del Global System for Mobile Communications (GSM), finalmente lo firmaron el 7 de septiembre de 1987, en Copenhague:  Francia, Italia, Alemania, Reino Unido, Dinamarca, Finlandia, Noruega, Suecia, Bélgica, Irlanda, Países Bajos y Portugal. Entre todos, lograron llegar a un acuerdo que convertiría en histórica la reunión.

Su despegue fue relativamente lento, ya que fueron necesarios 12 años para que se alcanzara el primer billón de conexiones. Sin embargo, llegar al segundo billón fue mucho más fácil, dado que sólo hicieron falta 30 meses.

Según Rob Conway, consejero delegado de GSMA, la asociación comercial global de operadores móviles, «el acuerdo de 1987 es ampliamente considerado como la fundación de la industria actual global de telefonía móvil y el nacimiento de uno de los logros tecnológicos más destacados de nuestra era».

Christopher Gent, uno de los firmantes del acuerdo original, es más rotundo aún: GSM es el acuerdo único más importante de la historia de las telecomunicaciones… ha servido como el puente digital más destacado en comparación al resto de innovaciones, siendo un ejemplo extraordinario de cooperación a nivel global.

Posteriormente al GSM se lanzó el 3G, como telefonía de tercera generación, para luego evolucionar al 4G y en el 2013 estar en los umbrales de la ampliació de la telefonía 5G.

Deja un comentario