Investigadores, usando el Observatorio Estratosférico para Astronomía Infrarroja (SOFIA, por su siglas en inglés) capturaron nuevas imágenes de un anillo de gas y polvo, de siete años luz de diámetro, que rodea el agujero negro supermasivo al centro de la Vía Láctea y un cúmulo vecino de estrellas jóvenes extremadamente luminosas incrustadas en capullos de polvo.

Las imágenes del anillo circumlunar de nuestra galaxia (CNR) y su cúmulo quintillizo cercano (QC) son los sujetos de dos paneles presentados esta semana durante la reunión de la Sociedad Astronómica Estadunidense en Long Beach, California. Ryan Lau de la Universidad Cornell, y sus colaboradores, estudiaron el CNR. Matt Hankins de la Universidad de Arkansas Central en Conwat es el autor líder de otra disertación, respecto del QC. SOFIA es una aeronave Boeing 747SP altamente modificada, que transporta un telescopio con un diámetro efectivo de 2.54 metros hacia altitudes de hasta 13.7 kilómetros.

Las imágenes fueron obtenidas durante los vuelos de SOFIA en 2011, usando la Cámara Infrarroja para Objetos Borrosos para el Telescopio SOFIA (FORCAST), instrumento que fue construido por un equipo con Terry Herter, de Cornell, como principal investigador.

FORCAST ofrece a los astrónomos la habilidad de ver las regiones del CNR y el QC, y otras características cósmicas exóticas cuya luz se ve oscurecida por el vapor de agua en la atmósfera de la Tierra y por nubes de polvo interestelares en el plano medio de la Vía Láctea. Ni los observatorios terrestres en las montañas altas, ni los telescopios espaciales orbitales de la NASA, el Hubber y el Spitzer, pueden verlos.

Deja una respuesta