La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) promovida desde la administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, es el tema de mayor relevancia en este momento de su gestión, señaló la doctora Laura del Alizal Arriaga, profesora-investigadora de la Unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

De acuerdo con la especialista en temas de política exterior, en las próximas semanas estará en marcha una de las más importantes negociaciones de la Casa Blanca que incluyen a México, en las que el mandatario insistirá en la creación o la recuperación de empleos que habían sido trasladados hacia el país.

“En general están planteados términos aceptables para México en cuanto a los acuerdos paralelos ya firmados, sin embargo, no responden a la falta de empleo o la pérdida de competitividad de la economía estadounidense, entre otras problemáticas, y el ejemplo más evidente es el caso de China, que está colocándose como su competidor directo”.

Eso responde a la ideología nacionalista promovida por el Trump, quien considera centrales los temas laboral y medioambiental en las discusiones de una iniciativa propuesta por el Congreso estadounidense.

La doctora Del Alizal Arriaga subrayó que el magnate carece de una visión de Estado, como demuestra el soslayar asuntos prioritarios y cuya “personalidad, manifestada en cada acto público al que asiste, como la pasada cumbre del G20, es de total falta de respeto al protocolo diplomático”.

La docente adscrita al Departamento de Sociología destacó que, de acuerdo con las encuestas más recientes, el mandatario es aprobado tan sólo por 36 por ciento de la población estadounidense “a pesar de mantenerse firme en sus posturas expresadas desde su campaña electoral, aunque sus acciones han sido más moderadas”.

Respecto de los migrantes mexicanos “vemos que sus planteamientos son abusivos, aunque es algo que ya se preveía”, pues si bien las deportaciones fueron iniciadas en la administración de Barack Obama en 2009 aumentaron a niveles desconocidos, sólo que se han hecho menos visibles de lo que anunció.

Del Alizal Arriaga comentó que el Congreso aprobó mil millones de dólares para el inicio de la construcción del muro fronterizo, “seguramente veremos en meses siguientes sus intentos porque México pague por esa obra, por lo que será una idea que se mantendrá vigente”.

Acerca del proceso de impeachment –juicio– contra Trump opinó que es un asunto presente no sólo entre las fuerzas opositoras, los demócratas en el Congreso, sino también entre gente común preocupada por la enorme responsabilidad implicada en el cargo, que de manera muy errática, ocupa el empresario ahora como gobernante.

“La posibilidad de la concreción de un impeachment se tornaría viable en el momento en que el presidente cometiera otro error o que se descubriera que su vínculo con Rusia realmente pudo incidir en la vida política estadounidense, específicamente que eso hubiera sido un factor clave en su triunfo en las elecciones”, apuntó.

Con ello estaría en riesgo la seguridad del país vecino del norte y aunque, aseguró, que aún es un proceso en desarrollo, “su continuidad en el poder estaría en franco riesgo. No está descartado que cometa otro error en los próximos meses y que sea sometido a un severo juicio político”, finalizó.