Ratón de campo

Ratón de campo


Los individuos de muchas especies del reino animal compiten entre sí para formar una jerarquía social. A partir de este proceso puede darse un fenómeno conocido como ‘efecto ganador’, en el que toda victoria aumenta las probabilidades de ganar el siguiente episodio de dominancia social.

Los resultados señalan un subconjunto de neuronas que está más activo durante los comportamientos de empuje y resistencia

Según ha descubierto recientemente un equipo, liderado por Tingting Zhou, investigador del Shanghai Institutes for Biological Sciences (China), también existe un circuito neuronal en el cerebro de los ratones con un papel fundamental en el proceso de dominación.

Los hallazgos, publicados esta semana en Science, muestran que la estimulación de dichas neuronas aumenta notablemente las probabilidades de salir vencedor en un enfrentamiento agresivo con otros ratones: hasta el 90%, sin afectar al rendimiento motor o al nivel de ansiedad.

Con el objetivo de comprender mejor este mecanismo, los científicos sometieron a los animales a una prueba estándar de dominancia social. Así, los individuos se enfrentaron en el interior de un tubo mientras se registraba el nivel de sus comportamientos: iniciación de empuje, retroceso, resistencia, retirada o calma.

Efectos en las respuestas defensivas

Los resultados del experimento señalan un subconjunto de neuronas que está más activo durante los comportamientos de empuje y resistencia. Estas células cerebrales, al ser inhibidas, provocan una reducción de las respuestas defensivas y aumentaban las retiradas. No obstante, estimuladas mediante optogenética tienen el efecto contrario.

Finalmente, los expertos advierten de los efectos secundarios de la estimulación. En función del número de veces que se activan las neuronas durante las pruebas de dominancia social, el rendimiento de los ratones sin estimulación se ve afectado al día siguiente.

Así, los ratones que recibieron más de seis victorias fotoestimuladas conservaron su nuevo rango, mientras que la mayoría de ratones que recibieron menos de cinco regresaron a su rango original.

Referencia bibliográfica:

T. Zhou et al. “History of winning remodels thalamo-PFC circuit to reinforce social dominance”. Science, 13 de julio de 2017. http://science.sciencemag.org/cgi/doi/10.1126/science.aak9726