Menopausia- Luis Demano, SINC

Menopausia- Luis Demano, SINC


El 18 de octubre de cada año se celebra el Día Mundial de la Menopausia y el Climaterio, una inicativa promovida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la la Sociedad Internacional de la Menopausia (SIM) para divulgar información sobre este periodo de las vida de las mujeres.

Desde el año 2000 se conmemora éste día, buscando crear conciencia sobre la importancia de evaluar y prevenir la salud en las mujeres y de la prevención de enfermedades durante este periodo de su vida, particularmente a partir del momento en que comienzan esta nueva fase de su vida adulta, donde si bien las condiciones de procreación cesan, en absoluto lo hacen todas las demás funciones vitales y de desarrollo en la mujer.

Al celebrar este día, se pretende que los países activen los programas de educación a través de los cuales las mujeres puedan conocer cómo afrontar esta etapa de la vida y entonces prevenir los trastornos.

Según la Organización Mundial de la Salud, para el 2045 habrá más de mil millones de mujeres con cincuenta años o más, el triple que en 1990.

Debido al incremento de la esperanza de vida, estas mujeres alcanzarán una edad muy avanzada y la  calidad de su salud  podrá verse afectada por las enfermedades y los desarreglos asociados a  la pérdida de estrógenos.

Pero un cambio en la comprensión de la menopausia, un mayor conocimiento de las féminas en esta etapa, el aumento de la esperanza de vida, las mejoras de la salud y el bienestar, y el propio desarrollo social y profesional de la mujer están ayudando a cambiar el matiz  negativo que solía tener este término.

 

La llegada de la menopausia

Este es un hecho natural que normalmente ocurre en las mujeres entre los 45 y 55 años de edad.

La menopausia no es un enfermedad, sino el proceso normal del envejecimiento de la mujer.

la menopausia es la fecha de la última menstruación normal, mientras que el climaterio son los trastornos del ciclo menstrual que se presentan antes de llegar a la misma.

Las manifestaciones más comunes durante este etapa de la mujer son:  bochornos (calores ascendentes), acompañados de palpitaciones, los cuales predomina en la noche y causa trastornos del sueño; también se presenta cansancio, irritabilidad, depresión y puede existir una alteración en la masa ósea.

El tratamiento para la menopausia depende de muchos factores, entre estos, la gravedad de los síntomas y puede incluir cambios en el estilo de vida o terapia hormonal. El más común es el uso de estrógenos, los cuales se recetan lo más cerca de la menopausia en dosis muy pequeñas y su tratamiento no se debe prolongar por más de 5 años.