IX Olimpiada Mexicana de Historia- Eizabeth Ruiz Jaimes, AMC

IX Olimpiada Mexicana de Historia- Eizabeth Ruiz Jaimes, AMC


Casi siempre se piensa que la historia se trata únicamente de la habilidad de memorizar datos, pero no es sólo eso, sino de tener la capacidad de análisis, de entender cómo cambian las cosas en el tiempo y cómo hay procesos que se mantienen y hacen que las personas formen parte de una comunidad, que en nuestro caso, es lo que entendernos como mexicanos. Y para poder hacer esto se recurre a los testimonios que las personas de otras generaciones han dejado y que los estudiosos en el área interpretan a la luz de los contextos, desde el presente y así estar en posibilidad de elaborar relatos históricos.

Alfredo Ávila Rueda, coordinador de la Olimpiada Mexicana de Historia (OMH), expuso lo anterior al inaugurar hoy la novena edición del certamen en Cuernavaca, Morelos.

Con el objetivo de romper con la idea de que la historia es sólo el aprendizaje de datos,  el primer examen de la etapa nacional de la IX Olimpiada Mexicana de Historia, consistió en que los participantes escribieran un ensayo a partir de fuentes documentales que se les proporcionaron y que en esta ocasión los textos fueron sobre las mujeres en la historia de México en diferentes períodos: en el México prehispánico, en la Nueva España, del siglo XIX y del siglo XX.

“El tema para este primer examen nos parece interesante porque puede hacer que los participantes reflexionen, pero sobre todo que se acerquen al oficio del historiador, que consiste en recuperar e interpretar los datos, ya que el historiador tiene que enfrentarse a los documentos, saber cómo leerlos y cómo contextualizarlos, para finalmente construir una historia”, señaló Ávila Rueda.

En esta ocasión, en Cuernavaca, Morelos, participan 116 estudiantes, de entre 12 y 16 años de edad, de 11 estados de la República que calificaron a esta tercera etapa, de los 175 mil estudiantes que concursaron en las otras dos etapas del certamen. Entre los criterios que los investigadores que también son parte del comité organizador evaluarán están los básicos: buena redacción y ortografía, que los estudiantes sean claros en la idea que quieren transmitir; y los historiográficos, los cuales consisten en ver cómo leyeron las fuentes, si las entendieron y si consiguieron contextualizar cada documento.

Mañana domingo los participantes tendrán otra prueba escrita y el lunes serán anunciados los cinco primeros lugares que participarán próximamente en el programa televisado con el cual se decidirá al ganador absoluto de la Olimpiada. Además, se reconocerán a los diez segundos lugares y a los diez terceros lugares.

Este año los estados que participan en la IX Olimpiada Mexicana de Historia, que organizan la Academia Mexicana de Ciencias y Fundación Televisa, son: Aguascalientes, Coahuila, Distrito Federal, Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Oaxaca, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala y Yucatán.