Sexo con condón- Shutterstock

Sexo con condón- Shutterstock


La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó éste 7 de julio que el sexo oral está ayudando a que se transmitan formas de gonorrea resistentes a los antibióticos, incluso imposibles de curar, tanto que en el mundo ya se detectaron tres casos fatales: uno en Japón, otro en Francia y otro en España.

A esto se le debe sumar que existe una baja investigación para el desarrollo de nuevos fármacos, por el desinterés de las empresas farmaceúticas, por la gran capacidad de mutación que tiene la gonorrea, mediante la cual desarrolla rápidamente resistencia hacia nuevos tratamientos, lo que hace que constantemente se deban crear otros.

Los tres casos mortales pueden ser sólo las primeras evidencias del problema, porque la gonorrea, una enfermedad de transmisión sexual común, contagia cada año a 78 millones de personas, sobre todo en los países más pobres, donde los casos son más difíciles de detectar y por lo mismo de tratar.

Hasta ahora, anunció la OMS, las evidencias obtenidas muestran que han aparecido tipos de gonorrea mas resistentes a los antibióticos en 77 países.

“La gonorrea es una bacteria muy inteligente; cada vez que introducimos un nuevo tipo de antibióticos para tratarla, se vuelve resistente”, dijo la doctora Teodora Wi, Oficial Médica de Reproducción Humana de la OMS.

La OMS apunta que en algunos países -sobre todo los de ingresos altos, donde la vigilancia es mejor- están encontrando casos de infección que no son tratables por todos los antibióticos conocidos, sobre todo los más baratos y conocidos.

 

Sexo oral, como transmisor de gonorrea

En la transmisión de las nuevas formas de gonorrea el sexo oral juega un papel importante.

Sin embargo el sexo oral en si mismo no es el que propicia la distribución de esta nueva forma de gonorrea, si no que la misma se ha esparcido por la práctica creciente de cambio e intercambio de parejas que se da entre las personas en el mundo.

Más aún esto tampoco es el fondo, si no que se ha extendido por la práctica cada vez más generalizada de tener relaciones sexuales sin condón.

La gonorrea –explica la OMS- puede infectar los genitales, el recto y la garganta. Las complicaciones de la gonorrea afectan desproporcionadamente a las mujeres, incluyendo la enfermedad inflamatoria pélvica, el embarazo ectópico y la infertilidad, así como un mayor riesgo de VIH.

La disminución del uso del condón, el aumento de la urbanización y los viajes, las tasas de detección de infecciones deficientes y el tratamiento inadecuado o fallido contribuyen a este aumento.

Vigilancia de la resistencia a los medicamentos

El Programa Mundial de Vigilancia Antimicrobiana Gonocócica de la OMS (OMS GASP), monitorea las tendencias en la gonorrea resistente a los medicamentos. Los datos del GASP de la OMS de 2009 a 2014 encuentran resistencia generalizada a la ciprofloxacina [97% de los países que informaron datos en ese período encontraron cepas resistentes a los fármacos], aumentando la resistencia a la azitromicina [81%] y la resistencia al último recurso de tratamiento: cefalosporinas de espectro extendido (ESC, por sus siglas en inglés), cefimasima oral o ceftriaxona inyectable [66%].

Actualmente, en la mayoría de los países, los ESC son el único antibiótico que sigue siendo eficaz para tratar la gonorrea.

Sin embargo la gonorrea ha desarrollado resistencia a la cefimasima -y más raramente a la ceftriaxona-, tanto que se han reportado cepas resistentes en más de 50 países. Como resultado, la OMS emitió recomendaciones actualizadas de tratamiento global en 2016 aconsejando a los médicos a dar 2 antibióticos: ceftriaxona y azitromicina.

Desarrollo de nuevos fármacos

El expectro de I + D para la gonorrea está relativamente vacío, con sólo 3 nuevos fármacos candidatos en diversas etapas de desarrollo clínico: la solitromicina, para la cual se ha completado recientemente un ensayo de fase III; Zoliflodacina, que ha completado un ensayo de fase II; Y la gepotidacina, que también ha completado un ensayo de fase II.

El desarrollo de nuevos antibióticos no es muy atractivo para las compañías farmacéuticas comerciales. Los tratamientos se toman sólo por períodos cortos de tiempo (a diferencia de los medicamentos para las enfermedades crónicas) y se vuelven menos eficaces a medida que la resistencia se desarrolla, lo que significa que el suministro de nuevos medicamentos constantemente necesita ser reabastecido.

La Iniciativa de Medicamentos para las Enfermedades Negligenciadas (DNDi) y la OMS han puesto en marcha la Asociación Mundial de Investigación y Desarrollo de Antibióticos (GARDP), una organización sin fines de lucro dedicada a la investigación y el desarrollo, organizada por DNDi. La misión de GARDP es desarrollar nuevos tratamientos antibióticos y promover el uso apropiado, para que sean efectivos durante el mayor tiempo posible, asegurando al mismo tiempo el acceso para todos quienes lo necesiten. Una de las prioridades clave de GARDP es el desarrollo de nuevos tratamientos antibióticos para la gonorrea.

“Para abordar la necesidad urgente de nuevos tratamientos para la gonorrea, necesitamos urgentemente aprovechar las oportunidades que tenemos con los fármacos existentes y los candidatos en elaboración. En el corto plazo, nuestro objetivo es acelerar el desarrollo y la introducción de al menos una de estas nuevas drogas, con las que se evaluará el posible desarrollo de tratamientos combinados para el uso de salud pública “, dijo el Dr. Manica Balasegaram, Director de GARDP. “Cualquier nuevo tratamiento desarrollado debe ser accesible para todos los que lo necesiten, asegurando que se utilice adecuadamente, de modo que la resistencia a los medicamentos se ralentice tanto como sea posible”.

Prevención de la gonorrea

La gonorrea puede evitarse mediante una conducta sexual más segura, en particular el uso consistente y correcto del condón. La información, la educación y la comunicación pueden promover y permitir prácticas sexuales más seguras, mejorar la capacidad de las personas para reconocer los síntomas de la gonorrea y otras infecciones de transmisión sexual y aumentar la probabilidad de que busquen atención. Hoy en día, la falta de conciencia pública, la falta de capacitación de los trabajadores de la salud y el estigma en torno a las infecciones de transmisión sexual siguen siendo obstáculos para un uso mayor y más eficaz de estas intervenciones.

No existen pruebas diagnósticas de gonorrea accesibles, rápidas y de punto de atención. Muchas personas que están infectadas con gonorrea no tienen ningún síntoma, por lo que no se diagnostican y no se tratan. Por otro lado, sin embargo, cuando los pacientes tienen síntomas, como la secreción de la uretra o la vagina, los médicos a menudo asumen que es gonorrea y prescriben antibióticos – a pesar de que la gente puede estar sufriendo de otro tipo de infección-. El uso inadecuado general de los antibióticos aumenta el desarrollo de resistencia a los antibióticos en la gonorrea, así como otras enfermedades bacterianas.

“Para controlar la gonorrea, necesitamos nuevas herramientas y sistemas para una mejor prevención, tratamiento, diagnóstico precoz, seguimiento más completo y notificación de nuevas infecciones, uso de antibióticos, resistencia y fracasos de tratamiento”, dijo el Dr. Marc Sprenger, Director de Resistencia Antimicrobiana de la OMS . “Específicamente, necesitamos nuevos antibióticos, así como pruebas diagnósticas rápidas y precisas en puntos de atención – idealmente, aquellas que puedan predecir qué antibióticos funcionarán en esa infección en particular) ya más largo plazo, una vacuna para prevenir la gonorrea”.

Información de referencia:

La información proporcionada por la OMS se basa en dos artículos incluidos en un suplemento especial de PLOS Medicine que se publicará justo antes del Congreso Mundial de STI y VIH ( http://www.stihivrio2017.com ), que tendrá lugar en Río de Janeiro, Brasil, 9-12 Julio 2017:

La resistencia antimicrobiana en Neisseria gonorrhoeae : La vigilancia mundial y un llamado a la acción internacional de colaboración
Autor principal: Dr. Teodora Wi, la OMS, el Departamento de Salud e Investigación Reproductiva

La gonorrea multirresistente: una guía de investigación y desarrollo para descubrir nuevos medicamentos (PDF) 
Autor principal: Dr Emilie Alirol, GARDP / DNDi

En el ITS y el VIH Congreso Mundial, la OMS llevará a cabo una sesión sobre “La lucha contra la resistencia a los antimicrobianos en Neisseria gonorrhoeae: necesidad de un enfoque integral y de cooperación”.