Hoyo en el hielo de la Antártida, polinya 2017

Hoyo en el hielo de la Antártida, polinya 2017


Un gigantesco agujero de más de 77.000 kilómetros cuadrados (del tamaño de Panamá o de Portugal) apareció en la superficie helada de la Antártida y genera preocupación en la comunidad científica, pues las razones de su formación son un misterio. Es el hoyo más grande observado en el continent helado desde 1974. Esto marca el segundo año consecutivo en el que la polinia se ha formado, aunque no fue tan grande el año pasado.

En 2016 se observó la formación del agujero, de mucho menor tamaño que el analizado este año. Estos boquetes de hielo son comunes en los bordes de la Antártida, pero no en el centro de su sábana de hielo, donde se encuentra actualmente.

“Está a cientos de kilómetros del borde del hielo. De no haber tenido un satélite, no hubiéramos sabido que estaba ahí”, dijo el físico atmosférico de la Universidad de Toronto Kent Moore.

“Parece como si se hubiese perforado el hielo directamente de un puñetazo”, explicó Moore. Es como si se hubiera creado un mar enmedio del hielo.

A éste fenómeno se le conoce como “polynia” y se localizó uno por última vez cerca del mar de Weddell en 1974.

Esta abertura, conocida como polynia, es la más grande observada desde 1974, cuando se localizó una formación similar en el mar de Weddell.

El profesor Kent Moore de la Universidad de Toronto Mississauga ha estado colaborando con miembros del proyecto de Observaciones y Modelización del Carbono y Clima del Sur (SOCCOM) para investigar estas polinias y sus impactos climáticos, implementado para realizar estudios en esa zona, ante la dureza del invierno antártico y a las dificultades de operar dentro de su hielo, lo que ha llevado a que hasta hoy existan pocas observaciones directas de estas polinias y sus impactos sobre la circulación atmosférica y oceánica.

Como parte del proyecto SOCCOM, se desplegaron flotadores de perfiles robotizados capaces de operar bajo el hielo marino, durante los últimos años. El mes pasado, uno de estos flotadores emergió dentro de la polynya del mar de Weddell, haciendo contacto con los investigadores y proporcionando datos únicos sobre su existencia.

Con estas nuevas mediciones oceánicas, junto con las observaciones basadas en el espacio y los modelos climáticos, surge la posibilidad de que estos secretos de las polinias y sus impactos sobre el clima puedan finalmente ser revelados, indican los autores del estudio.

 

En este momento los expertos buscan explicar este fenómeno, cómo se produjo y el por qué de tamaño tan grande de 80.000 kilómetros cuadrados.

Moore asegura que aún no se puede culpar al cambio climático hasta que se tengan las pruebas. Actualmente el agujero es estudiado por medio de satélites y robots sumergidos a grandes profundidades en el mar.

(Imagen: Las capas de hielo marino invernal del mar de Weddell, alrededor de la Antártica, con enormes ciclones extratropicales flotando sobre el océano Antártico en una imagen por satélite el 25 de septiembre de 2017. Las curvas azules representan el borde del hielo. La polinia es la región oscura de aguas abiertas dentro de una capa de hielo marino.