Priscila Camacho Olachea

Priscila Camacho Olachea


Los estudiantes de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), Priscila Camacho Olachea y Andrés Arámburo García, han sido reconocidos con el primer y segundo lugar, respectivamente, del premio John N. Bahcall, que se entrega a los egresados mexicanos más destacados en la carrera de física a nivel nacional.

800x300 16 2 1

Camacho Olachea finalizó sus estudios en 2015, en la Facultad de Ciencias de la UABC. Gracias a su desempeño académico obtuvo la primera posición del galardón. La joven ensenadense habló sobre el reconocimiento, que a partir de junio de 2016 le permitirá realizar una estancia de tres meses en la Universidad de California en Santa Cruz (UCSC), institución que cuenta con la mayor cantidad de investigadores en astrofísica computacional en el mundo.

Agencia Informativa Conacyt (AIC): ¿Cómo te enteraste del reconocimiento?

bahcall poster 16Priscila Camacho Olachea (PCO): Hace dos años un profesor nos comentó sobre la Fundación Hertel, que impulsa este premio (…) Yo no estaba muy segura de participar, pensaba que sería muy difícil, pero en mi último semestre, mientras realizaba prácticas con Luis Aguilar Chiu, en el Instituto de Astronomía de la UNAM, la experiencia me inspiró muchísimo y me animé a concursar. Ahora me siento muy afortunada con el premio porque fue una convocatoria nacional, en la que cualquier estudiante mexicano podía participar y es la primera vez que alguien de la UABC gana.

AIC: ¿Crees que la UABC, o Ensenada en general, ofrece una buena preparación como físico?

PCO: Sí. En Ensenada tenemos mucha fuerza en la física, sobre todo encaminada a la oceanografía. Si estudias en la UABC, puedes tomar la materia optativa de física de fluidos, por ejemplo, en la Facultad de Ciencias Marinas. Y en el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE) existe la maestría en oceanografía física, es un posgrado muy fuerte, donde hay muchos estudiantes de la UABC. Pero si lo que te interesa es la astronomía, pues tienes el Observatorio Astronómico Nacional de San Pedro Mártir, del Instituto de Astronomía de la UNAM. Como te comentaba, ahí me tocó estar y en verdad es un lugar privilegiado para la ciencia observacional.

AIC: ¿Pero te gustaría quedarte a estudiar en la UCSC?

PCO: Mi meta es que durante mi estancia pueda generar una publicación. Ya más adelante, pues sí me encantaría estudiar un posgrado. Fue una de las cosas que dije cuando me entrevistaron. Claro que me gustaría conocer Santa Cruz y cómo se trabaja allá. Es de los mejores lugares para trabajar en astrofísica computacional y en las ciencias espaciales.

Bahcall mexicana 16 2AIC: ¿El proyecto que te interesa es de astrofísica computacional?

PCO: Sí, aún no me han asignado un proyecto específico pero básicamente se trata de usar la computación para hacer cálculos acerca de diversos fenómenos astronómicos. Me llaman la atención muchos campos de la astrofísica, como el origen del sistema solar, pero también he participado en veranos trabajando con física de partículas, y la combinación de física de partículas y astrofísica es la cosmología, donde quiero orientar mi carrera.

AIC: ¿Y cómo fue que nació tu interés por la astronomía?

PCO: Pues mi papá siempre cultivó mi afición por el universo, nos compraba libros de Carl Sagan o Atlas de las Estrellas, y desde pequeña me llamaba mucho la atención. Pero fue al salir de la preparatoria cuando decidí que lo que quería hacer con mi vida era tratar de comprender el universo.

Premio John N. Bahcall

Priscila Camacho se ha convertido en la ganadora de la edición 2016, pero la historia de la presea se remonta al 2009 cuando los doctores Enrico Ramírez Ruiz y Neta Bahcall (viuda de John N. Bahcall) crearon el premio para que estudiantes de física destacados tuvieran la posibilidad de cursar una estancia de verano estudiando astrofísica en la UCSC. Desde entonces, más de una decena de estudiantes mexicanos y latinoamericanos han sido reconocidos por la universidad.

Bahcall, quien falleció en 2005, fue un renombrado astrofísico en el Instituto de Estudios Avanzados en Princeton, Nueva Jersey, donde Enrico Ramírez también realizó una estancia posdoctoral, convirtiéndose en el primer beneficiario de la Sociedad Bahcall.

Actualmente, Enrico Ramírez es uno de los astrofísicos mexicanos más reconocidos en todo el mundo. Como parte de su compromiso con la sociedad mexicana, a través de la Sociedad Bahcall, impulsa el talento de otros estudiantes mexicanos que inician su carrera. Los estudiantes que realizan estancias en la UCSC lo hacen bajo la supervisión de Enrico Ramírez, así como de otros miembros del campus.