En los próximos años, la educación matemática estará vinculada a los avances científico-tecnológicos que surjan para explicar el universo, el medio ambiente, la cultura, las relaciones humanas y el desarrollo personal, expuso la doctora Yolanda Campos Campos.

 

La doctora en pedagogía –con estudios de posgrado en la Escuela Normal Superior de México y Argentina–añadió que “la investigación en ese campo requiere de la producción de axiomas, teoremas y estructuras algebraicas que expliquen la complejidad y el manejo de la enorme cantidad de información que se genera momentáneamente en todos los ámbitos del conocimiento.

 

“La educación matemática ha de enfrentarse al reto de prepararse para superar la falta de experiencias en la enseñanza multidivisionalizada” en el país, respecto del aprendizaje adaptativo, profundo y auto-organizado en la aplicación de la inteligencia artificial para generalizar entornos personalizados y derivar patrones en la producción amplia de información de cada curso.

 

También en la aplicación y desarrollo exponencial de las matemáticas para crear saberes pedagógicos y derivar servicios educativos amplios, indicó en el Seminario La didáctica de las matemáticas universitarias. Usos de las nuevas tecnologías, realizado en la Unidad Xochimilco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

 

Además debiera considerar la convergencia de las tecnologías de la información, la manufactura digital, la robótica educativa, la realidad aumentada, la computación cuántica, el big data, la biogenética y la integración de conceptos científicos, tecnológicos, de diseño, de arte matemático y de desarrollo humano transversal en todas las áreas del conocimiento multi, inter y transdisciplinarios, en la modificación de los espacios donde se aprende.

 

La profesora de educación media en las especialidades de física y química, maestra en matemáticas y candidata a maestra en tecnología educativa sostuvo que “estamos en el parteaguas histórico” en que la formación matemática afronta desafíos profundos ante la motivación a mirar el mundo como un gran objeto matemático, a crear conocimiento en la disciplina y aplicarlo en los campos del saber universal”.

 

Al dictar la videoconferencia magistral Tendencia de la educación matemática en la cultura digital manifestó que en este siglo deberán surgir metodologías para aprender esa materia en toda situación cotidiana, cultural y educativa.

 

La consultora para la Integración de las Tecnologías en la Educación a Distancia dijo que la forma de aprender es muy diferente a la de hace pocos años, ya que “se requiere que la docencia aproveche el apoyo de la tecnología digital para favorecer la educación matemática de los estudiantes y la creación de conocimiento más profundo”.

 

El reto es conocer para qué y cómo vamos a aprender, cómo crear estrategias didácticas potenciadas con el uso de la tecnología digital, cuáles técnicas específicas apoyan su aprendizaje, cuáles son nuestras ideas para “transformar la docencia, cómo enseñaremos y aprenderemos matemáticas”.

 

El debate es “comprender de qué manera los datos provenientes del universo a los cuales ponemos atención específica se transforman en información con sentido y cómo al procesarse conscientemente se convierten en conocimiento y se integran a la conciencia y la autoconciencia del ser integral que los utiliza”.

 

Diversas teorías y corrientes del pensamiento proponen que el ámbito matemático se construye por la interacción consciente entre el sujeto y el objeto de aprendizaje, en un proceso en el que el ser humano integral, de manera simultánea y dialéctica, es guiado por la experiencia histórico-social y la tecnología disponible y conectada a redes complejas.

 

Todo en un proceso creativo que transforma datos del universo en información, ya sea hacia experiencias físicas o en acciones y transformaciones lógico-matemáticas con diferentes niveles de abstracción que le llevan a construir conocimiento y tejer la formación de modelos de realidad con control de patrones y la solución de problemas acorde a su estado de conciencia, misma que se ve transformada en el proceso.

 

La doctora Campos Campos expuso que de acuerdo con el seguimiento de las tendencias de aplicación de la tecnología en la educación media y superior a nivel mundial, al año 2020 se utilizarán dispositivos tecnológicos llevados por los estudiantes y se crearán espacios maker en los que se desarrollen proyectos multidisciplinarios y multi-tecnológicos.

 

Además iniciará el aprendizaje adaptativo, el uso de la tecnología ponible y la creación personalizada de insignias digitales para indicar avances en el desarrollo de habilidades.

 

En la educación superior los estudiantes llevarán sus propios dispositivos y se extenderá el aprendizaje adaptativo, la realidad virtual comentada, los espacios maker, la computación afectiva y la robótica.

 

La actividad fue convocada por el Cuerpo Académico de Matemáticas Aplicadas a las Ciencias Sociales y la Coordinación de Educación Continua y a Distancia de la División de Ciencias Sociales y Humanidades de la Unidad Xochimilco de la UAM.