La Organizaión Mundial de la Salud (OMS) en Ginebra, Suiza, ha indicado hoy que es vital que los fármacos biosimilares tengan el mismo nombre no propio que los productos biológicos originales para asegurar que los pacientes reciben el beneficio completo de un acceso superior y unos costes más bajos que pueden llevar estos medicamentos.

Lisa Skeens, doctora y vicepresidenta mundial de asuntos normativos de Hospira, Inc. principal proveedor mundial de fármacos inyectables y tecnologías de infusión, además de líder mundial en biosimilares, durante la 60 Consultation on International Nonproprietary Names (INN) de la OMS afirmó de las sustancias farmacéuticas:

—  Europa ha aprobado los biosimilares con el mismo nombre no propio que
sus biológicos de referencia para más de seis años dentro de un
sistema que ha demostrado ser eficaz
—  Los biosimilares se han seguido con éxito en el mercado gracias al uso
de su nombre de marca y otros identificadores actualmente en marcha para
el reconocimiento de productos, lo que indica que un nombre no propio
separado no es necesario para seguir la pista de los biosimilares cuando
ya estén en el mercado
—  La Administración de Fármacos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) ha
llevado a cabo un importante paso para proporcionar a los pacientes
elecciones mejoradas para terapias biológicas por medio de la
aprobación de la primera medicina biosimilar en Estados Unidos el 6 de
marzo, pero la promesa completa de la decisión no se conseguirá si los
pacientes y proveedores de cuidados de la salud están confundidos por
variaciones innecesarias en los nombres no propios
—  Los diferentes nombres no propios para estampados en medicinas
biosimilares podrían crear confusión en los biológicos entre los
médicos que se basan en los estándares internacionales y locales para
rellenar prescripciones para pacientes, resultando potencialmente en
problemas de acceso a medicamentos y seguridad
—  Recientemente, la Therapeutic Goods Administration (TGA) de Australia
anunció que también está revisando su posición acerca del nombre de
los biosimilares, allanando el camino hacia un acceso superior y ahorro
de costes para los pacientes(i)
El doctor Skeens, que habló en la OMS en nombre de la Generic Pharmaceuticals Association (GPhA), hizo referencia a un documento político acerca del nombre en los biosimilares, cuyo autor es Sumant Ramachandra, doctor, Ph.D., vicepresidente senior y responsable de información de Hospira, en el que dibuja las líneas de su propia experiencia como médico que prescribe medicamentos y la experiencia de Hospira en biosimilares en los últimos siete años.

Los biosimilares son medicamentos biológicos producidos con un coste más bajo para los sistemas de cuidado de la salud y los pacientes. En Europa, los biosimilares han ayudado a reducir los costes entre un 20% y un 30%(ii). Se estima que los biosimilares pueden ahorrar al sistema del cuidado de salud de Estado Unidos 20.000 millones de dólares al año(iii). El mercado de los biosimilares en Estados Unidos se dirige a conseguir un rápido crecimiento con la aprobación del primer biosimilar jamás conseguido en Estados Unidos el 6 de marzo de 2015.