Obesidad y ejercicio

Obesidad y ejercicio


La endocrinología presenta nuevos retos con el incremento de enfermedades como la obesidad y diabetes, en las cuales México ocupa primeros lugares a nivel mundial, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

HEAD endocrino2616

De acuerdo con el doctor Sergio Arturo Godínez Gutiérrez, jefe de la División de Medicina del Antiguo Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde (AHCGFAA), la endocrinología se refiere básicamente a tres áreas del funcionamiento orgánico: crecimiento y desarrollo, procesos metabólicos y reproducción humana. De estas se desprenden áreas especializadas como la neuroendocrinología, la endocrinología de la reproducción, la endocrinología metabólica y la endocrinología del hueso, entre otras.

El doctor Miguel Agustín Madero Fernández del Castillo, presidente de la Sociedad Mexicana de Nutrición y Endocrinología (SMNE), señaló que a pesar de ser esta una de las áreas más dinámicas de la medicina, existe un déficit de profesionales de esta especialidad en el país que no va acorde con la demanda de la sociedad.

“En todas las plazas del país existe una falta de endocrinólogos. Por otro lado, menos de tres por ciento de todos los pacientes con diabetes es atendido por el especialista en endocrinología; parte de la obligación de los endocrinólogos es entonces formar grupos de educación médica para seguir formando especialistas”.

En la misma tónica, el doctor Héctor Alfredo Gómez Vidrio, jefe del Servicio de Endocrinología del AHCGFAA, mencionó que hace medio siglo se atendía un promedio de cuatro a ocho pacientes por día en consulta externa; actualmente la cifra alcanza hasta los 50 pacientes diarios.

El presidente de la SMNE acotó que en México se tiene un aproximado de mil 368 endocrinólogos, quienes por una consulta privada pueden cobrar desde 350 hasta tres mil pesos. El promedio por consulta se mantiene en el rango de los 700 a 800 pesos.

Nuevos retos para la investigación

Dr. Marco Antonio Cerbón Cervantes

Dr. Marco Antonio Cerbón Cervantes

El doctor Marco Antonio Cerbón Cervantes, investigador adscrito a la Unidad de Investigación de Reproducción Humana del Instituto Nacional de Perinatología, compartió para la Agencia Informativa Conacyt que se necesitan extender los alcances de la investigación en materia de endocrinología.

Durante la conferencia magistral que dictó en el marco de los 50 años del Servicio de Endocrinología en el AHCGFAA, urgió a que se dé el cambio de endocrinología clásica a endocrinología moderna, adaptando los retos que esta conlleva.

Uno de estos retos es el estudio de disruptores endocrinos, los cuales son sustancias sintéticas que alteran el metabolismo y la regulación endocrina de un individuo. Se encuentran en revestimientos de envases, popotes, contenedores de suero, jeringas y pesticidas, por nombrar algunos ejemplos. Sustancias como ftalatos y bisfenoles son utilizados en la industria química, alimentaria y farmacéutica principalmente.

“Se ha demostrado que estos compuestos entran al organismo, son absorbidos y tienen efectos biológicos. Si estamos expuestos a estos disruptores durante etapas críticas como el desarrollo uterino y embarazo, puede impactar en el desarrollo normal del feto. Además está asociado a trastornos del neurodesarrollo, trastornos metabólicos y agrava enfermedades como diabetes y obesidad”, dijo el miembro nivel III del Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

Cerbón Cervantes afirmó además que se ha descubierto que este tipo de sustancias tiene un efecto en el genoma humano. “Antes se pensaba que durante la vida no había cambios en el genoma, ahora se sabe que sí impactan sobre el genoma y se llama epigenética, que es el camino por el cual el medio ambiente es capaz de modificar el programa del genoma de un individuo”.

Este objeto de estudio ya ha derivado en nuevas regulaciones ambientales en Canadá, mientras que en Estados Unidos ya se trabaja en una iniciativa de ley apoyada por la Sociedad Americana de Endocrinología para erradicar el uso de sustancias disruptoras en contenedores de alimentos y otros productos. Según comentó el investigador, en México apenas se está creando conciencia de que los disruptores endocrinos resultan un problema para la salud, que afectan por lo menos seis áreas de la salud humana, entre las cuales se encuentran neurodesarrollo, diabetes, obesidad y diversos tipos de cáncer.

En tanto, el doctor Sergio Arturo Godínez Gutiérrez, jefe de la División de Medicina del AHCGFAA, apuntó que el futuro de la endocrinología se verá impactado por el descubrimiento de nuevas hormonas y nuevos mecanismos de acción hormonal provenientes del tejido adiposo.

“Se va a comprender mejor la obesidad y los efectos tóxicos metabólicos de la obesidad, de tal manera que una gran cantidad de esos efectos que producen la enfermedad crónico degenerativa van a ser capaces de ser atendidos en los próximos 10 años”, señaló el galeno.

Cabe señalar que gracias a los constantes descubrimientos, la endocrinología ha sido el medio para que al menos 15 Premios Nobel hayan sido obtenidos.

Menos política, más ciencia

Dr. Sergio Arturo Godínez Gutiérrez

Dr. Sergio Arturo Godínez Gutiérrez

El doctor Godínez Gutiérrez resintió que en ciertas esferas se haya dado una intervención progresiva de la política en temas de ciencia, lo cual, a su parecer, no siempre ha resultado afortunado. Por ello instó a que se dé paso a liderazgos científicos que permitan que la ciencia recupere sus objetivos para servicio a la sociedad, privilegiando recursos para apoyo a investigaciones y estudios.

“La endocrinología tiene que interpretar, como ninguna otra parte de la medicina, las ciencias básicas y aplicarlas de inmediato a los procedimientos, diagnósticos y tratamientos de las enfermedades más complejas”, acotó.

Formación de nuevos especialistas

Respecto a la formación de recursos humanos, los galenos coincidieron que es necesaria una actualización de los planes de estudio para endocrinología en las facultades de medicina, que den protagonismo a las necesidades actuales de la sociedad.

“El crecimiento de enfermedades endocrino-metabólicas, enfermedades de riesgo cardiovascular, obesidad, diabetes, hipertensión y dislipidemias, son áreas que pertenecen a la endocrinología y que se deben de ver en detalle. La demanda de atención de enfermedades endocrinas ha subido mucho, los endocrinólogos estamos en deuda y tenemos que ser más propositivos para poder tener una uniformidad en cuanto qué es lo que se tiene que enseñar en las facultades de medicina en nuestra especialidad”, señaló el doctor Miguel Agustín Madero Fernández del Castillo, quien agregó que estas enfermedades tienen repercusión importante en mortalidad y costo sobre la salud pública.

Montserrat Muñoz

Guadalajara, Jalisco (Agencia Informativa Conacyt)