Autorretrato, Pablo Picasso, 1965

Autorretrato, Pablo Picasso, 1965


Pablo Ruiz Picasso, como era su nombre, vio la primera luz el 25 de octubre 1881, en Málaga, España, hijo del pintor y profesor de arte José Ruíz Blasco, quien le enseñó sus primeras pinceladas, y que trabajó en diferentes escuelas de arte en Málaga, La Coruña y Barcelona (España) y María Picasso López de la cual no se conoce su historia, sin embargo, éste fue el apellido que tomó para firmar su obra.

Pablo Picasso es el creador del cubismo junto a Georges Braque, técnica con la que su creatividad lo lleva a cima de la pintura mundial.

Cuenta una leyenda que un día el padre de Picasso vio una de sus obras y en un gesto de reconocimiento a su talento le entregó su paleta y sus pinceles y le prometió no volver a pintar.

En 1895 su familia se trasladó a Barcelona, donde el joven pintor se rodeó de un grupo de artistas y literatos, entre ellos Ramón Casas (1866-1932) y Santiago Rusiñol (1861-1931).

Ese mismo año, en el invierno, presentó su primer lienzo académico titulado “La Primera Comunión”, en Barcelona, antes de cumplir los 15 años, utilizando la técnica de óleo sobre lienzo, y tiene un tamaño de 166 cm de alto por 118 cm de ancho. Fue, también su primer cuadro exhibido de manera pública.

La Primera Comunión, Pablo Picasso, 1895

La Primera Comunión, Pablo Picasso, 1895

En el lienzo se muestra a una niña vestida de blanco, arrodillada ante el altar, tomando la primera comunión. Picasso destaca esta figura al contrastar los colores rojos y oscuros del fondo con la claridad del vestido de la joven.

​En 1897 presentó el lienzo Ciencia y caridad en la Exposición General de Bellas Artes de Madrid.​ Se trata de una de las obras más representativas de la etapa de formación del artista y la realizó con sólo 15 años.

Picasso viaja por primera vez a París en el año 1900 empezando una nueva etapa de viajes entre Barcelona, París, Madrid y Málaga.

En esa época realizó varios cambios en su vida artística, entre ellos, su firma que pasó de ser “Pablo Ruíz PIcasso” a “Pablo R. Picasso” para luego terminar como “Picasso” en 1901, no como un rechazo a su apellido paterno, sino que fue siguiendo la tendencia de sus amigos catalanes, que lo llamaban por el apellido materno, mucho menos corriente que el Ruiz paterno.

Ese mismo 1901 se suicida en París su amigo Carles Casagemas, dejando una huella de tristeza profunda en Picasso, que afecta a su estilo pictórico y marca el inicio de su periodo azul.

El entierro de Casagemas, obra de Picasso inspirada en el suicidio de su amigo  Carlos Casagemas el 17 de febrero de 1901. Iniciando así el “periodo azul de Picasso” nombre proveniente del color que domina la gama cromática de las pinturas

Tras abandonar sus estudios, Picasso alternó sus residencia, entre 1901 y 1904, en Madrid, Barcelona y París, mientras que su pintura entró en la etapa denominada período azul, caracterizado por la fuerte influencia del simbolismo.

Así, en 1903 lanzó el cuadro “La vida”, uno de los mayores y más complejos lienzos de su “época azul”, considerado como uno de sus trabajos más importantes de la década. “La vida” tiene un simbolismo inusualmente oscuro en sus primeras obras y sujeto a múltiples interpretaciones académicas, sobre las cuales el artista nunca se pronunció.

“La vida”

En 1904, se trasladó definitivamente a París y estableció un estudio en las riberas del Sena. Ahí se hizo amigo de los poetas Guillaume Apollinaire y Max Jacob, al igual que del dramaturgo André Salmon. Ahí también conoció a los estadounidenses Gertrude Stein y Daniel-Henry Kahnweiler.

En ese mismo ambiente conoció además a conoce a Fernande Olivier, quien será su musa, modelo, amante y compañera sentimental.

Con estas compañías y el medio en que se desenvolvía, en París su arte evolucionó a una etapa caracterizada por una paleta cromática tendiente a los colores tierra y rosa. En 1905 comienza su periodo rosa.

 

El nacimiento del cubismo

Influenciado por Paul Cézanne y junto con Georges Braque, revisaron buena parte de la herencia plástica vigente desde el Renacimiento, especialmente en el ámbito de la representación pictórica del volumen, de donde poco a poco fue tomando forma lo que después se conocería como el cubismo.

A partir de 1909, Picasso y Braque desarrollaron dicho estilo en una primera fase denominada analítica y en 1912 introdujeron un elemento de flexibilidad en forma de recortes de papel y otros materiales directamente aplicados sobre el lienzo, técnica que denominaron “collage”.

En los siguientes años, el artista se alejó del cubismo para adentrarse en una nueva etapa, la cual ha sido llamada figurativista y estuvo marcada por un reencuentro entre clasicismo y el creciente influjo de lo que el artista denominó sus “orígenes mediterráneos”.

De la etapa previa al cubismo en plenitud, pero ya mostrando esa tendencia, es una de sus obras más reconocidas “Las señoritas de Avignon” (1907).

Las señoritas de Avignon (1907)

En 1916, tras la muerta de Eva Gouel, su segunda compañera y musa, prácticamente se da el fin del cubismo como movimiento.

Picasso se distancia de la pintura temporalmente y colabora como diseñador en varios proyectos de los Ballets Rusos.

Entre mediados de los años treinta y cuarenta, con el impacto de la guerra, aumenta su compromiso político: se posiciona con el bando republicano durante la Guerra Civil Española, pinta el Guernica (1937) para ser expuesto en el Pabellón de la República Española en la Exposición Internacional de París y se afilia al Partido Comunista francés.

Guernica, Pablo Picasso, 1937- Museo Reina Sofía, España

Guernica, Pablo Picasso, 1937- Museo Reina Sofía, España

 

Las mujeres de Picasso

La fama de Pablo Picasso le permitió llevar una vida amorosa poco común, al grado de que tenía relaciones de pareja con cuatro mujeres a la vez, cada una enterada de la existencia de las otras:

En 1919 contrajo nupcias con la bailarina rusa Olga Kokloba (1891-1955), madre de su primer hijo, llamado Paulo, quien nació el 4 de febrero de 1921. Sin embargo, el que tuviera un hijo y estar casado no le impidió comenzar una relación paralela con Marie-Therèse Walter (1909-1977), madre de su hija Maya (1935), con quien Picasso convivió abiertamente a pesar de seguir casado con Koklova; a partir de 1936, ambas aceptaron compartir al pintor con una tercera mujer, la fotógrafa Dora Maar (1907-1997).

Además está Françoise Gilot (1921), a quien conoció en 1943 y con la que tuvo dos hijos, Claude y Paloma. Picasso tenía 62 años y Françoise 23 cuando se conocieron.

Luego de un par de mujeres más que pasaron por su vida de manera intermitente, llegó a su vida Jacqueline Rocque, en 1955, con la que convivió 18 años y fue su última pareja sentimental: “Él murió en mis brazos. Me llamaron enfermera, esclava y carcelera. Fui su mujer”, dijo la Rocque, después de su muerte.

 

Picasso y la escultura

A mediados de los años veinte Picasso mantiene un estrecho contacto con figuras importantes del Surrealismo.

Esta nueva visión y el contacto con el escultor Julio González llevan a Pablo Picasso a tener un gran interés por ésta forma de trabajo artístico, y a partir de 1928, junto con Julio González, trabajó diversas obras. Ambos introdujeron importantes innovaciones, como el empleo de hierro forjado.

En 1946, Picasso abandonó París para instalarse en Antibes, donde incorporó la cerámica a sus soportes predilectos.

En la década de 1950 realizó numerosas series sobre grandes obras clásicas de la pintura, que reinterpretó a modo de homenaje y en 1961 contrajo segundas nupcias con Jacqueline Roque (1927-1986), quien sería su última relación sentimental de importancia.

Convertido ya en una leyenda en vida y en el epítome de la vanguardia, el artista y Jacqueline se retiraron al castillo de Vouvenargues, donde el creador continuó trabajando incansablemente hasta el día de su muerte.

Las décadas siguientes se dedica a rentabilizar su popularidad con pinturas generalmente consideradas de menor calidad y dedica un mayor tiempo al grabado, la escultura y la cerámica hasta su muerte a los 92 años.

Pablo Picasso falleció el 8 de abril de 1973, a los 92 años de edad, en Mougins, Francia, tras sufrir un infarto.

WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann