Ramon Xirau

Ramon Xirau


Ramón Xirau llegó a México a los 15 años, desde Nueva York, en un autobús Greyhound, junto con sus padres, escapando de la Guerra Civil española.

Y se quedó en México, hasta el día de su muerte, el 26 de julio de 2017, que ocurrió en la Ciudad de México, cuando tenía 93 años y medios cumplidos.

Ramón Xirau nació en Barcelona, España, el 20 de enero de 1924. Su lengua materna era el catalán. Sus primeros estudios los cursó en un colegio montessori en Barcelona, que la misma María Montessori visitaba ocasionalmente.

Con los años acumulándose, Xirau no de jó de escribir. Cuando cumplióo 92 dijo en una entevista: “Sigo escribiendo”. Versos en catalán, su lengua materna, aunque cada vez más en castellano: “La poesía es un vicio”.

Experto en literatura y filosofía, Xirau fue profesor en el Liceo Franco Mexicano y la Universidad Nacional Autónoma de México, donde fue reconocido como el mentor de muchísimas generaciones de estudiantes mexicanos.

Tamón Xirau después de los 90 además de escribir poesía dictaba sus memorias, y para variar tocaba la armónica de vez en cuando, acompañado de su esposa Ana María Icaza, pintora, quien lo llevo de la mano para tomarle gusto a todo lo mexicano.

“Revelaré” –ha escrito Ramón–, no creo que sea un secreto, lo que me hizo de veras mexicano. Vi a una persona, hablé con ella, le conté interminablemente historias temibles de la guerra vivida, de aquella guerra tal vez incivil; y me escuchaba. La conocí cuando ella hablaba con mi padre. Era Ana María Icaza, mi futura esposa. Mi padre me dijo que era pintora. Lo era. Pintaba muy bien”.

Ramón y Ana María se casaron en 1949. Tuvieron un hijo —Joaquín Xirau Icaza​ (1950-1976)—, también poeta y escritor, que murió en un accidente a los 26 años de edad, en Boston mientras estudiaba una maestría en la universidad de Harvard, y en cuya memoria instituyeron el Premio Joaquín Xirau Icaza, de economía y poesía.

Xirau fue cercano de Octavio Paz, Juan Rulfo, Alfonso Reyes.

Xirau ha decidido donar su biblioteca al Colmex, la antigua Casa de España, que acogió a su padre, el filósofo Joaquín Xirau.

En 1938, durante la guerra, sus padres permanecieron en Barcelona y a Ramón lo enviaron a vivir a Marsella, Francia, en donde estuvo alojado en una casa “con gran cantidad de libros y una ventana por donde podía ver el mar”, ahí aprendió el francés.

En febrero de 1939, ya casi terminando la guerra civil, recibió de sus padres el mensaje de que habían logrado huir a Francia y le pedían que se reuniera con ellos en París, para abordar desde Cherburgo un barco que los llevaría a Nueva York y de ahí, en autobús a México. Después se enteraría que la huida de sus padres de España la habían efectuado “junto con Antonio Machado y su mamá, y otras personas, en una ambulancia que les fue proporcionada por José Puche Álvarez”.2

Ramón llegó con sus padres a México en marzo de 1939, pocos meses antes de que en Europa los ejércitos nazis invadieran Polonia y con ello se iniciara oficialmente la Segunda Guerra Mundial. Se establecieron en un pequeño departamento de la Colonia San Rafael, por el cruce de las calles de Gómez Farías y de Sadi Carnot, desde donde frecuentemente caminarían juntos, su padre y él, a la Facultad de Filosofía y Letras, en el edificio de “Mascarones”, en la esquina de Ribera de San Cosme y Naranjo, en donde su padre daba clases.

Escribió su tesis sobre el método y la metafísica en Descartes y se tituló en 1946, apenas unos meses después de que su padre muriera en un trágico accidente. Obtuvo la nacionalidad mexicana en 1955.

Obtuvo la maestría y más tarde el doctorado en filosofía, en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Fue profesor en el Liceo Franco Mexicano y en la Universidad de las Américas; posteriormente, fue maestro en la Facultad de Filosofía y Letras e investigador del Instituto de Investigaciones Filosóficas, en la UNAM. Siguiendo la tradición establecida por su padre, le gustaba recibir a un grupo íntimo de alumnos en su estudio, abarrotado de libros, en su casa de San Ángel.

Fue investigador emérito de la UNAM y miembro del Sistema Nacional de Investigadores. También miembro de El Colegio Nacional desde el 5 de noviembre de 1973; y del Consejo Consultivo de Ciencias de la Presidencia de la República desde su fundación en 1994.

Ramón también fue miembro de la Academia Mexicana de la Lengua.