El mosquito Aedes aegypti- AGENCIA FAPESP


Según la publicación de la Dirección General de Epidemiología, en el país se tienen registrados dos mil 782 casos, con Veracruz como el estado que ocupa el primer lugar con 680, informó José Manuel Hurtado Capetillo, investigador del Centro de Estudios y Servicios de Salud (CESS) de la Universidad Veracruzana (UV), certificado por el Consejo Nacional de Salud Pública, durante la conferencia “Zika, retos y realidades”.

En ese contexto refirió que el zika se convirtió en una emergencia sanitaria a nivel mundial y advirtió que “una persona puede transmitir Zika antes de que se manifiesten sus síntomas, cuando ya se tienen y una vez que desaparecen”.

En un principio se pensaba que únicamente se transmitía a través de la picadura del mosquito aedes aegypti; sin embargo, estudios recientes han demostrado que también se contagia a través de las relaciones sexuales y transfusiones sanguíneas.

“Poco se ha informado acerca de que el virus permanece en los fluidos vaginales durante los siguientes cuatro meses y nueve meses en el líquido seminal”, aseveró el epidemiólogo.

Resaltó el compromiso social de evitar las acumulaciones de agua, mantener espacios limpios y usar repelente para que el mosquito no se reproduzca, además de usar preservativos en las relaciones sexuales y no donar sangre si ya se ha tenido esta enfermedad.

“Investigaciones recientes han demostrado que el virus ha mutado y se ha vuelto mucho más eficiente y peligroso.”

También hizo énfasis en las consecuencias de no tener una cultura de prevención, como sucedió en Brasil, y subrayó que ésta es una de las enfermedades más peligrosas, ya que pone en peligro a futuras generaciones, al provocar microcefalia en los nonatos que se infectan en el vientre materno. Sostuvo que en el país sudamericano se ha incrementado el nacimiento de bebés con esta enfermedad.

Detalló que no bañarse, sudar en exceso, expedir calor corporal, usar colores oscuros y usar perfumes florales o dulces, son condicionantes para ser picado por el Aedes aegypti.