Xóchitl es la primera niña mexicana en obtener el ‘Reconocimiento ICN a la Mujer’

Xóchilt Guadalupe Cruz López


Xóchitl Guadalupe Cruz López, es una niña de tan sólo 8 años, y es la primera niña en todo México que recibe el ‘Reconocimiento ICN a la Mujer’, que otorga el Instituto de Ciencia Nuclear de la UNAM, por demostrar aptitudes sobresalientes para el trabajo de divulgación científica.

Xóchitl es la primera niña mexicana en obtener ese reconocimiento.

Desde los cuatro años mostró su interés por investigar todo lo referente a la ciencia, a pesar de vivir en una zona rural y no contar con los recursos económicos para realizar clases extracurriculares; Xóchilt es originaria de la zona Altos de Chiapas, en el sur del país,y actualmente cursa el tercero de primaria en la escuela Josefa Ortiz de Domínguez.

Jesús Iradier Santiago, coordinador estatal del Programa Adopta un Talento (PAUTA) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), mencionó que Xóchitl participa en esta iniciativa desde hace cuatro años, y que su esfuerzo le ha permitido obtener premios en las diferentes ferias en las que ha participado.

Xóchilt dijo “sentirse muy feliz” por haber ganado esos premios: Nunca me imaginé llegar hasta ahí, es una emoción que no puedo explicarlo”, dijo la niña, quien agradeció a sus padres y a su hermano la ayuda que le han dado.

Xóchitl narró que, entre otros proyectos, construyó un calentador solar de agua para su casa, con dos puertas de cristal, dos metros de manguera, para la salida del agua que conecta con todos los botes, y para conectar con el tanque de agua y botellas de pet.

Su calentador -dijo- al estar hecho con materiales reciclados, “no daña al medio ambiente” y puede ayudar a personas de bajos recursos, “que no tienen posibilidades de comprar esos calefactores, entonces talan los árboles para conseguir la leña y eso afecta al mundo con el calentamiento global”, expresó.

Su padre la ayudo a colocar el artilugio en el techo de la casa, porque si lu hubiera hecho ella sola habría tenido que usar una escalera sin protección y a ella le daba miedo, por ser ‘chiquita’. Además, para conectar los tubos se necesitaba de alguien que tuviera más fuerza.

Para que el aparato estuviera en condiciones óptimas se requirieron dos semanas de prueba.

“Cada vez que llegaba de la escuela hacía las pruebas y entonces aproximadamente a las cuatro de la tarde fui tomando las muestras de cuantos grados Celsius salía el agua”, mencionó Xóchitl.

Ahora, Xóchitl está pensando en hacer un calentador más grande con paneles solares, por lo que está buscando el apoyo de universidades o investigadores.

El padre de la niña, Lucio Guadalupe, está más que orgulloso de los logros de su hija y afirma que las familias deben “brindar el apoyo a los pequeñines, que son el futuro”.

Mencionó que a su hija la apoyaron desde de mostró interés por las ciencias y lo han hecho de forma incondicional y esto los ha hecho felices tanto a ella como a toda la familia.

Su madre asegura que desde los 4 años Xóchitl mostró interés por la ciencia.

“Es algo muy grato, muy emocionante escuchar eso ¡eh!, tu hija tiene este premio, este reconocimiento, participó aquí, participó allá, son emociones muy fuertes”, narró Alma López Gómez, mamá de Xóchitl.

“Es una niña que ha demostrado mucha capacidad en el salón, muy atenta, veo que ella presenta todas las actitudes de la familia de la que viene, una familia muy noble, humilde, pero con muchas ganas de superarse. Ella es un éxito en el salón”,mencionó Amanda Guadalupe Martínez Zavala, maestra de Xóchitl Guadalupe.

Premiación de Xóchilt Guadalupe Cruz López

Los comentarios están cerrados.