William Henry Waddington, publicado en Vanity Fair, el 28 de septiembre de 1878- Théobald Chartran

William Henry Waddington, publicado en Vanity Fair, el 28 de septiembre de 1878- Théobald Chartran


William- Henry Waddington fue un hombre prolífico en su quehacer, quien desempeñó con bastante éxito tanto la carrera política, en la que llegó a ser primer ministro de Francia (del 4 de febrero al 28 de diciembre de 1879), como por su trabajo arqueológico, del cual publicó varios libros.
Waddington nació en Saint-Rémy-sur-Avre (Eure-et-Loir), el 11 de diciembre de 1826, hijo de un rico inglés, que había establecido una gran fábrica de hilado en Francia y se había naturalizado como ciudadano francés, y de su esposa francesa; su padre lo mandó a estudiar a Inglaterra, donde se graduó en la Universidad de Cambridge.
Al retornar a Francia, Waddington se dedicó algunos años a la investigación arqueológica. Viajó a Asia Menor, Grecia y Siria y registró sus experiencias y descubrimientos en dos memorias, reconocidas por el Instituto de Francia, y en sus Mélanges de numismatique et de philologie (“Misceláneas numismáticas y filología”, 1861)
Con excepción de su ensayo sobre La Iglesia protestante en Francia, publicado en 1856 en Cambridge Essays, todas sus publicaciones se dedicaron a la arqueología. Incluyeron sus Fastes de l”empire romain (“Los esplendores del Imperio romano”) y ediciones del Edicto sobre Precios Máximos de Diocleciano y del Voyage archéologique de Philippe Lebas” (1868-1877). De 1874 a 1877 “Viaje arqueológico a Grecia y Asia Menor” y “Recopilación general de las monedas griegas de Asia Menor”. En 1865, fue elegido miembro de la Academia de las inscripciones y lenguas antiguas.
En lo político fue diputado, Ministro de Instrucción Pública, Ministro de Asuntos Exteriores, y embajador de Francia en Inglaterra, de 1883 a 1893, puesto en el que mostró una gran tenacidad en la defensa de los intereses franceses.
Falleció el 12 de enero de 1894, en París, Francia.

Deja un comentario