Jorge Negrete

Jorge Negrete


Jorge Alberto Negrete Moreno, como tal era su nombre, nació el 30 de noviembre de 1911 en Guanajuato, Guanajuato y falleció en Los Ángeles, California, el 5 de diciembre de 1953.

Fue un cantante barítono y actor de la llamada “Época de Oro” del cine mexicano.

Hijo del teniente coronel David Negrete Fernández, ingresó a los 14 años a la escuela militar y se graduó a los 18 con el grado de Teniente de Caballería y Administración del Ejército Mexicano, con altas calificaciones.

Allí aprendió a montar caballos, habilidad de la cual haría gala interpretando al charro mexicano en el cine. Después trabajó en la Fábrica de Armas de la Ciudadela realizando labores administrativas y estudió parcialmente la carrera de Medicina.

Estudió canto con José Pierson, director de la Compañía Impulsora de Opera de México, quien había sido profesor de cantantes de ópera notables en la época como Fanny Anitúa, José Mojica y de intérpretes populares como Pedro Vargas, Alfonso Ortiz Tirado y Hugo Avendaño.

En 1931 con el grado de capitán segundo, solicitó licencia del Ejército Mexicano para dedicarse completamente a su carrera de cantante, comenzando en la radiodifusora XETR. Interpretaba entonces romanzas mexicanas y canciones napolitanas, además de piezas de autores de la época como María Grever, Alfonso Esparza Oteo y Manuel M. Ponce.

Al año siguiente en la estación de radio XEW, cantó con el seudónimo de “Alberto Moreno” y es el entonces locutor Arturo de Córdova quien le aconseja usar como nombre artístico el de “Jorge Negrete”. En 1934, cantó por única vez en el Palacio de las Bellas Artes de la Ciudad de México, con el coro de alumnos del maestro José Pierson en la obra musicalizada La verdad sospechosa, de Juan Ruiz de Alarcón.

En 1935 debutó interpretando diversos roles en la Compañía de Revista de Roberto Soto y actuando como centurión romano.

En el Café Tupinamba del centro de la Ciudad de México se reunía con Ramón Armengod y Emilio Tuero quienes tenían planeada una gira a Nueva York. Tuero desistió debido a otros contratos y Ramón Armengod le propuso a Jorge Negrete que lo acompañara en su lugar. De modo que en noviembre de 1936 viajan hacia la frontera camino a Estados Unidos. En Monterrey se presentaron como el dueto “Par de Ases” y finalmente en Nueva York como The Mexican Caballeros para la cadena NBC. El dueto se desintegró en abril de 1937 y Jorge audiciona para formar parte del elenco del Metropolitan Opera House pero no lo consigue, pues le ofrecen un papel de suplente, mismo que rechaza.

Desesperado, aceptó trabajar como mesero en el “Yumurí” y otros restaurantes de ambiente latino. Ganó algún dinero haciendo adaptaciones de canciones estadounidenses al castellano. Una noche en la que el cantante de la orquesta de baile no se presentó, Jorge lo suple, y debido al éxito de esa modesta presentación es contratado por el músico cubano Eliseo Grenet para que cante con su orquesta.

En 1937 hace su primera aparición en cine, en el cortometraje de la Warner Bros. “Cuban Nights” caracterizado como trovador cubano. Posteriormente viajó a México para actuar en La madrina del diablo donde compartió créditos con María Fernanda Ibáñez, hija de la actriz mexicana Sara García (amiga de la familia Negrete), quien recomendò al joven Jorge para el papel estelar de esta película.

Durante 1938 permanece casi todo el año en México protagonizando las cintas Caminos de ayer, Perjura, El Fanfarrón, Juan sin miedo, Juntos pero no revueltos y El cementerio de las águilas. En ese año se casa con Elisa Christy en la ciudad de Miami.

De vuelta en Estados Unidos, en 1939 consiguió un contrato con la compañía 20th Century Fox, para filmar películas en español en Hollywood pero el proyecto no llega a realizarse debido a un boicot por parte de la Unión de Actores de Estados Unidos (American Actors Union) en contra de los actores latinos. Por esa época, tuvo la primera manifestación grave de la afección hepática, que le había sido diagnosticada por los médicos del Heroico Colegio Militar y que lo llevaría años después a la muerte. Por falta de recursos, no pudo atenderse debidamente.

Algunos años después, el sueño de trabajar en Hollywood al fin se concretaría en 1941 al filmar para United Artists el medio metraje “Fiesta” producida por Hal Roach y dirigida por LeRoy Prinz, al lado de la famosa estrella de “Los Angeles Civic Light Opera” Anne Ayars y el actor George Givot, cinta hablada en ingles, y filmada en Techicolor, como dato curioso, en los créditos su nombre aparece como George Negrete, dicha cinta también se conoce como “Gaiety”.

En ese mismo año, 1941 de vuelta an México, realiza el papel principal en ¡Ay Jalisco, no te rajes!, película que lo catapultaría a la fama internacional y lo convirtió en una de las máximas figuras artísticas en América Latina, compartiendo los principales créditos de esa película con Ángel Garasa, Carlos López “Chaflán” y con Gloria Marín, con quien inicia una relación romántica que duró más de 10 años. Durante el rodaje de Seda, sangre y sol en 1942, se dictaría la sentencia de divorcio de Negrete y Elisa Christy, después del nacimiento de su hija Diana y el estreno de la primera de estas películas.

Durante el rodaje de El peñón de las ánimas, del director Miguel Zacarías, en 1943, alterna con la joven debutante una actriz destacada del cine iberoamericano y su última esposa María Félix.

En 1953 protagonizó con el también cantante y actor Pedro Infante Dos tipos de cuidado, dirigida por Ismael Rodríguez, con lo cual concluiría su carrera cinematográfica.

Sin embargo, su ilusión de verse convertido en estrella de Hollywood nunca se concretó porque “cuando me ofrecen un papel, es siempre el de un dictador o asesino o alguna cosa por el estilo, que está completamente en desacuerdo con mi tipo”, confesó alguna vez el artista.

Poco tiempo después, Jorge Negrete falleció el 5 de diciembre de 1953 en la ciudad de Los Ángeles, California, a causa de la enfermedad crónica originada por una hepatitis “C” contraída en su juventud y que le había sido diagnosticada en sus tiempos de la educación secundaria.

En la ciudad de Los Ángeles asistió Negrete a una pelea del boxeador mexicano Raúl Macías, cuando se reventó una de las várices del esófago y estómago con vómito de sangre la presión de hígado produciéndole un hemorragia que obligó a su pronto traslado al Hospital Lebanon Cedars permaneciendo en coma durante varios días. Su esposa María Félix, así como su madre Emilia Moreno, sus hermanos y los integrantes del trío Los Panchos acudieron para presenciar sus últimos momentos. El sacerdote José López y Ocampo, de la parroquia de Guadalupe del Sur de California, le aplicó la extrema unción.

El día de su muerte fue considerado luto nacional y se guardaron cinco minutos de silencio en todos los cines del país. Solamente en el aeropuerto de la Ciudad de México se congregaron cerca de 10 000 personas para recibir su cadáver. Una valla humana de cientos de miles de admiradores bordeó el trayecto del Teatro de la Asociación Nacional de Actores (hoy Teatro Jorge Negrete) hasta el Panteón Jardín, al sur de la Ciudad de México.

Aunque nunca bebió alcohol, en cambio fumó toda su vida, sin que esto afectase a su voz.

Asimismo, de su faceta como cantante heredó populares temas tales como Jalisco no te rajes, Allá en el Rancho Grande, Guadalajara y Las mañanitas.

Su actividad también incluyó un proselitismo sindical fuerte, al ser fundador del Sindicato de Trabajadores de la Producción Cinematográfica de la República Mexicana y reestructuró junto con un grupo selecto de actores la Asociación Nacional de Actores (ANDA), de la que fue destacado líder

Deja un comentario