Katherine Johnson, la computadora humana


Katherine Johnson, fue la matemática de la NASA que hizo posible el viaje a la Luna por la exactitud de los complejos calculos que realizó para que este vuelo se se realizase.

Murió a lo 101 años, el 24 de febrero de 2020.

La NASA en un tuit sobre su fallecimiento la describió así: “Matemática. Líder. Heroína. Katherine Johnson no solo ayudó a calcular las trayectorias que llevaron a nuestros astronautas del Apolo a la Luna, sino que fue campeona de las mujeres y las minorías en el programa espacial y el mundo en general. Honramos su memoria hoy”.

Su historia, junto con la de otras mujeres afroamericanas inspiró la famosa película “Hidden Figures” (Talentos Ocultos), en la cual se hizo un retrató de las diferencias raciales que existían dentro del programa espacial.

Nació en White Sulphur Springs, West Virginia, el 26 de agosto de 1918 y la bautizaron con el nombre de Katherine Coleman Johnson.

Sus padres se llamaban Joshua y Joylette Coleman. Su padre fue leñador, agricultor y finalmente personal de mantenimiento en el hotel The Greenbrier. Su madre fue maestra.

Sus padres consideraban muy importante la educación de sus hijos, por lo cual tenían una vida itinerante, debido a que en el Condado de Greenbrier, donde vivían, la educación escolar para niños negros llegaba sólo al octavo grado, los niños Coleman asistieron al secundario en la comunidad de Institute. Así, la familia permanecía en Institute durante el año escolar y en White Sulphur Springs durante el verano.

Katherine Jhonson se graduó a los 15 años en la Universidad Estatal de Virginia occidental, donde se graduó con summa cum laude en 1937, a los 19 años, teniendo además asignaturas de matemáticas especiales que le impartió W.W. Schieffelin Claytor, el tercer afroamericano en obtener un doctorado en matemáticas en los Estados Unidos.

Su paso por la universidad también fue notorio porque en 1938, Coleman Goble Johnson fue la primera mujer afroamericana en terminar con la segregación en la Universidad de Virginia Occidental en Morgantown, al ser uno de los tres estudiantes afroamericanos, y la única mujer, seleccionada para realizar estudios de posgrado, después del fallo de la Corte Suprema de los Estados Unidos en el caso Missouri ex rel. Gaines v. Canada

Desde muy joven demostró su excepcional aptitud para las matemáticas., y eso la llevó a trabajar en laboratorio Langley del Comité Asesor Nacional para la Aeronáutica (NACA) —que luego cambiaría a NASA– en 1953.

En una reunión familiar, un pariente mencionó que la NACA (National Advisory Committee for Aeronautics) – que luego se convirtió en NASA, estaba ofreciendo empleos; en particular, buscaban mujeres afroamericanas para el Departamento de Guía y Navegación.

En 1953, le ofrecieron un puesto a Johnson quien aceptó de inmediato.

Iinicialmente la asignaron a la sección West Area Computers que era supervisada por la matemática Dorothy Vaughan; en 1961estaba en el area de Controles de Naves Espaciales (Spacecraft Controls Branch), donde calculó la trayectoria del vuelo espacial de Alan Shepard, el primer estadounidense en viajar al espacio, en 1961.

Johnson fue una de las llamadas “computadoras”, que calculaban a mano las trayectorias de cohetes y órbitas alrededor de la Tierra durante los primeros años de la NASA.

También calculó la ventana de lanzamiento del Proyecto Mercury de 1961. En 1962, cuando la NASA comenzó a utilizar computadoras electrónicas para calcular la órbita de John Glenn alrededor de la Tierra, fue convocada para verificar los resultados de la computadora.

“Haz que la chica revise los números”, le dijo John Glenn al encargado del programa. Lo que el futuro astronauta pidió fue que Katherine Jhonson verificase los cálculos hechos por una computadoras IBM 7090 del tamaño de una habitación en el Centro de Vuelo Espacial Goddard en Greenbelt, Maryland.

“Si ella dice que los números son buenos, estoy listo”, refiere Margot Lee Shetterly, autora del libro “Figuras ocultas” (William Morrow, 2016), que dijo Glenn.

Katherine Johnson, la matemática que hizo posible el viaje a la Luna

Más tarde Johnson trabajó directamente con computadoras digitales. Su capacidad y reputación por la exactitud de sus cálculos ayudaron a establecer confianza con la nueva tecnología.

Calculó la trayectoria de vuelo del Apolo 11 hacia la Luna. Durante el alunizaje, Johnson se encontraba reunida en las montañas Pocono junto con un pequeño grupo frente a una pequeña pantalla de televisor observando los primeros pasos en la Luna. En 1970, Katherine trabajó en la misión del Apolo 13. Una vez que la misión fue abortada, el trabajo de Johnson en implementar procedimientos y cartas de navegación de respaldo ayudó a que la tripulación pudiera regresar a salvo a la Tierra cuatro días más tarde.

Jim Bridenstine, quien ocupaba el puesto de Administrator of the National Aeronautics and Space Administration, describió a Katherine Johnson como una ‘heroína de los Estados Unidos, quien ha dejado un legado que jamás será olvidado’.

La película “Hidden Figures” de Theodore Melfi, tiene a la actriz Taraji P. Henson -quien encarna a Katherine Johnson-. Esta se encuentra inspirado en el libro del mismo nombre de Margot Lee Shetterly, que se estrenó en enero de 2017. En dicha historia, la protagonista es una mujer especializada en matemáticas que se dedica a calcular las rutas de misiones como Project Mercury y algunos otros proyectos. A su lado trabajan mujeres de origen ‘africo-americano’ que la ayudan con las distintas ecuaciones y fórmulas. En ella se retrata algunas de las crisis raciales que enfrentaba Estados Unidos en la década de los 60.

Johnson anunció su retiro en 1986 después de 33 años en Langley. El 16 de noviembre de 2015, fue honrada por el presidente Barack Obama al recibir la Medalla Presidencial de la Libertad.

Falleció el 24 de febrero de 2020, a la edad de 101 años, en Newport News, en Hampton Roads, Virginia, Estados Unidos.

Katherine Johnson, la matemática que hizo posible el viaje a la Luna

Deja un comentario