Crecimiento del feto

Crecimiento del feto


MAASTRICHT, Países Bajos (PRNewswire). Los fetos mueven la boca de forma exagerada cuando oyen una voz humana. Esto sucede a partir de la semana 16 de gestación (con un feto de 11 cm) y sólo cuando esta voz les llega a través de un dispositivo intravaginal desarrollado con este objetivo. Ésta es una de las conclusiones del estudio presentado por el Dr. Álex García-Faura, Director Científico de Institut Marquès en el 25 Congreso Europeo de Medicina Perinatal celebrado en Maastricht (Holanda).

Este estudio constata que los bebés prácticamente no oyen los ruidos del exterior y que sólo reaccionan cuando los sonidos les llegan a través de la vagina, lo que confirma que casi no oyen las voces a través del abdomen de la madre. Para estudiar sus reacciones se ha utilizado Babypod(R), un pequeño dispositivo que se introduce en la vagina como si fuera un tampón, se conecta al móvil y permite hacer llegar al feto la voz de la madre o de cualquier otra persona.

“Los fetos reaccionan con movimientos de vocalización cuando les hacemos llegar mensajes de voz a través de la vagina de la madre. La respuesta es distinta cuando emitimos música y creemos que esto se debe a que música y voz activan circuitos cerebrales diferentes: la música activa circuitos neuronales desencadenantes de emociones”, apunta el Dr. García-Faura, quien ha comparado las distintas reacciones a través de ecografías transabdominales. Así, el 70% de los fetos mueve sólo la boca cuando se le habla y cuando escuchan música, realizan movimientos más complejos que incluye además la protrusión de la lengua.

Este estudio se enmarca en una línea de investigación pionera de Institut Marquès basada en los beneficios de la música en el inicio de la vida. Los descubrimientos en torno al reconocimiento de la voz de la madre proponen un nuevo reto: “Los fetos responden igual a todas las voces. Ahora se nos presenta una nueva incógnita: saber si los cientos de bebés que ya has sido estimulados durante el embarazo serán capaces de reconocer la voz de sus padres si la han oído durante la gestación desde el interior del vientre materno y conocer además, si supone un estímulo para el desarrollo del lenguaje y la comunicación”, asegura el especialista.

Además de hacer posible la comunicación con el feto, Babypod(R) es seguro y tiene aplicaciones médicas muy importantes: permite descartar la sordera fetal y facilita las ecografías ya que, al provocar una respuesta en el bebé, mejora la visión de las estructuras fetales.

Los comentarios están cerrados.