La Orquesta Sinfónica de Xalapa (OSX) celebró el miércoles 21 de agosto sus 84 años de vida con un concierto especial dedicado a los trabajadores que construyeron la nueva Sala de Conciertos Tlaqná, en el que fueron acompañados por la comunidad de la Universidad Veracruzana (UV), encabezada por el rector Raúl Arias Lovillo y funcionarios de la administración.

“Este concierto está dedicado a los trabajadores que hicieron la sala, es un homenaje a su trabajo y a la orquesta, porque es su aniversario”, manifestó en su mensaje de bienvenida Lanfranco Marcelletti, director de la OSX, quien destacó que “tenemos la suerte de estar en la ciudad que posee la orquesta más antigua del país y una de las mejores, para eso existe esta sala, no es casualidad ni capricho”.

Marcelletti expresó que la sala Tlaqná es como un templo, “porque como un templo de cualquier religión vamos a entrar en contacto con algo mayor y el objetivo es que cada persona escuchará un sonido que ningún disco compacto puede dar: el sonido que brinda una sala de concierto, no un teatro, donde hay una cortina y hay luces, ¿por qué? Porque es un templo del sonido”.

Reconoció también que al ser un espacio nuevo debe ser probada por los intérpretes de la orquesta, como sucede cuando adquieren algún instrumento musical.

Explicó que en su construcción se consideró modificar el escenario para que los artistas que se presenten tengan el mejor sonido posible, y que por tal motivo cuenta con una serie de paneles superiores que serán móviles, permitiendo así una mejor transmisión del sonido.

También tendrá un sistema de persianas en los costados que evitarán la reverberación de manera semejante a la disipación del sonido que permite el mural ya instalado dentro de la sala.

Lanfranco Marcelleti invitó al público a asistir “todos los viernes para celebrar el sonido antes que la música, porque el sonido que se tiene aquí es único”. Dijo además que esta sala es de toda la comunidad y en realidad no es solamente la sala de conciertos sino un complejo que incluye una sala anexa y una sala que será multiusos localizada en el mezanine.

En el recital estuvo presente el acustólogo Larry Kiergegaard con su equipo para efectuar una prueba de acústica con un globo que al pincharlo desde el podio del director permitió registrar cómo viaja el sonido al interior de la sala cuando tiene público.

El programa que interpretó la OSX consistió de la Obertura del festival académico de Johannes Brahms, que la compuso cuando recibió su Doctorado Honoris Causa e incorporó temas de algunos de sus estudiantes. La segunda pieza fue Una vida de héroe de Richard Strauss.

         Al finalizar el concierto, la OSX recibió una ovación de pie por parte de los asistentes al ser interpretada la conocida canción Las mañanitas, con motivo de sus 84 años de fundación.

Deja un comentario