Logo Alexander von Humboldt y AMC

Logo Alexander von Humboldt y AMC


El Año Dual México-Alemania ha permitido estrechar las relaciones de colaboración entre ambas naciones con el fin de mostrar la ciencia de frontera que científicos pueden hacer en proyectos conjuntos o con apoyos de agencias mexicanas y germanas. Es con esa intención que se lanzó el Premio Anual de Investigación José Antonio Alzate 2016, organizado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), a través del Fondo de Cooperación Internacional de Ciencia y Tecnología (Foncicyt), la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) y la Fundación Von Humboldt.

 

El director de Cooperación Internacional del Conacyt, Jesús Arturo Borja Tamayo, indicó que la esencia de este galardón es que “la Academia y Conacyt premien a un científico o tecnólogo alemán que haya trabajado temas mexicanos. Aquí el reconocimiento lleva por nombre Premio Anual de Investigación José Antonio Alzate y la Fundación Von Humboldt hará lo propio con un científico mexicano que haya estrechado lazos de investigación con Alemania, por lo tanto, la distinción allá tendrá en su denominación el nombre de Alexander von Humboldt. Este es el primer año que se da y queremos que se entregue anualmente”.

 

El candidato que se postule tendrá que haber realizado aportes de impacto internacional al conocimiento científico, al avance tecnológico o al desarrollo de las ciencias sociales y contribuir a formar recursos humanos, así como ser propuesto por sus pares mexicanos adscritos a alguna institución mexicana inscrita en el Registro Nacional de Instituciones y Empresas Científicas y Tecnológicas (Reniecyt).

 

El premio consiste a la cantidad equivalente en moneda nacional a 60 000 euros, mismos que se destinarán “para llevar a cabo un proyecto de investigación científica o de desarrollo e innovación tecnológica relacionado con México”, de acuerdo con las bases de la convocatoria (que se puede consultar en el sitio http://amc.edu.mx/amc/PREMIO_JOSE_ANTONIO_ALZATE_Convocatoria.pdf. La estancia de investigación será de seis a doce meses.

 

La entrega del Premio Anual de Investigación José Antonio Alzate 2016 se realizará  durante el Foro Germano-Mexicano de Ciencia, Tecnología e Innovación en la Secretaría de Relaciones Exteriores, los días 14 y 15 de noviembre. Este encuentro persigue “aprovechar aquellas áreas en las que hay investigaciones binacionales y se busca mostrarlas para dar ideas sobre cómo se pueden desarrollar proyectos con los alemanes, qué mecanismos de financiamiento existen, cuáles son las agencias acá y allá que participan en esta red de colaboraciones, etcétera”, comentó Borja.

 

El Premio, en su versión mexicana y alemana, llevan el nombre de dos naturalistas, estudiosos de múltiples áreas del conocimiento como José Antonio Alzate, quien nació en el municipio de Ozumba, Estado de México, en 1737. Fruto de su curiosidad e inventiva propuso que las manchas solares tenían que ver con los ciclos agrícolas; inventó el jabón de aceite de coco, observó numerosas especies de plantas y animales e incursionó en el periodismo como editor de las publicaciones “Asuntos Varios sobre Ciencias y Artes”, “El Diario Literario de México” y “Observaciones sobre Física, Historia Natural y Artes Útiles”, que después cambió su nombre a “Gaceta de Literatura de México”.

 

En Berlín, Alemania, nació el 14 de septiembre de 1769 Alexander von Humboldt, polímata que hizo viajes de exploración por Europa, América del Sur y Norte, así como Asia en los que realizó numerosas observaciones en torno a la geografía, zoología, botánica, etnografía, climatología, antropología, etcétera. En su paso por Nueva España, en 1803, visitó Hidalgo, Guanajuato, Veracruz, la Ciudad de México y Puebla; sus observaciones sobre nuestro país quedaron plasmadas en los 13 volúmenes de su obra “Viaje a las regiones equinocciales del Nuevo Continente”, el libro “Atlas geográfico y físico del virreinato de la Nueva España” y “Ensayo Político sobre el reino de la Nueva España”.

 

Semana Mexicana de Ciencia y Tecnología en Alemania

El Foro Germano-Mexicano de CTI de noviembre próximo en nuestro país es una actividad que ya se realizó bajo el mismo formato en Alemania con el nombre de Semana Mexicana de Ciencia y Tecnología los pasados 4, 5 y 6 de julio en la Embajada de México, en Berlín, en la que hubo coloquios, conferencias magistrales y exhibiciones de ciencia y arte con la participación de 25 científicos y becarios de ambas naciones, así como autoridades que fomentan las relaciones científicas binacionales.

 

Las actividades en la capital berlinesa fueron inauguradas por Patricia Espinosa Cantellano, –en su última presentación como embajadora de México en Alemania, pues a partir del 16 de julio se desempeña como secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático–, el director general del Conacyt, Enrique Cabrero Mendoza, y el director de Cooperación Internacional del Ministerio Federal de Educación e Investigación de Alemania (BMBF, por sus siglas en alemán), Frithjof A. Maennel.

 

“Los científicos de todo el mundo, independientemente de su nacionalidad, reconocen una simple verdad: la búsqueda del conocimiento no tiene fronteras. A través del tiempo, comunidades científicas han construido puentes entre las naciones, incluso antes de que los gobiernos hayan decidido crear mecanismos para fomentar los intercambios. Este es un ejemplo tradicional de cómo un enfoque de abajo hacia arriba es más exitoso que uno de arriba hacia abajo”, expresó la ex titular de la SRE.

 

Cabrero Mendoza señaló por su parte, que entre los puentes construidos con distintos países “Alemania destaca por los fuertes cimientos, su amplia relevancia en el mapa mundial y capacidad innovadora”. Las alianzas establecidas con agencias mexicanas y alemanas, agregó, son con el fin de reforzar acuerdos en dos áreas: desarrollo de talento humano e investigación con un enfoque colaborativo, multidisciplinario y visión a escala global, las cuales son de prioridad para ambas naciones.

 

En la ocasión, el director general del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), José Mustre de León, firmó una carta de intención con Rainer Fischer, director del Instituto Fraunhofer de Biología Molecular y Ecología Aplicada, con el objetivo de aumentar el intercambio científico entre ambas instituciones.

 

Las actividades

En el primer día de la Semana Mexicana de Ciencia y Tecnología en la capital alemana, el doctor Jaime Urrutia Fucugauchi, presidente de la AMC e investigador del Instituto de Geofísica de la UNAM, impartió la conferencia magistral “El impacto de un asteroide en Chicxulub y la extinción de los dinosaurios”, seguido por otras charlas en las que se habló de proyectos financiados por el Conacyt y la Fundación Alemana de Investigación Científica. Se trataron temas de paleontología, globalización, salud, agricultura y biología. La noche cerró con la inauguración de la exposición “Arte y Ciencia”.

 

Al siguiente día becarios mexicanos que reciben apoyo del Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD) y de la Fundación Alexander von Humboldt presentaron sus proyectos de investigación en las áreas de ciencias sociales, humanidades y ciencias básicas. Raúl Rojas González, miembro correspondiente de la AMC y profesor en la Universidad Libre de Berlín, dio la conferencia magistral “El futuro de la movilidad inteligente”, y en la misma jornada se presentaron carteles con los proyectos científicos de los becarios de la DAAD.

 

Un ciclo de conferencias de alto nivel con reconocidos científicos marcó el último día de actividades. Los integrantes de la AMC e investigadores del Cinvestav, Eusebio Juaristi Cosío y Rafael Gutiérrez Aguilar, compartieron sus temas de investigación. El primero dio  lectura a “Contribuciones recientes en el desarrollo de organocatálisis asimétrica más sustentable”; y el segundo habló de las colaboraciones entre neurocientíficos mexicanos y alemanes. En tanto, José Luis Valdés Ugalde, investigador del Centro de Investigaciones sobre América del Norte, conversó sobre los beneficios del intercambio académico y de cómo compartir experiencias y conocimientos que contribuyen a hacer ciencia de excelencia. La Semana estuvo abierta a todo el público.

 

El Año Dual México-Alemania, que lleva por lema Alianza para el futuro, busca ampliar el entendimiento mutuo, profundizar la colaboración y el intercambio entre ambos países para construir un futuro común y sostenible a través de actividades culturales, económicas y científico-académicas bajo los temas rectores de cultura, educación, ciencia, innovación, movilidad y sustentabilidad.

Los comentarios están cerrados.