El proceso de designación de rector de la Universidad Veracruzana involucra a todos los universitarios.
 
Quien ocupe la rectoría a partir del 1 de septiembre de 2013 hasta el 31 de agosto de 2017, representará legal, social y moralmente a toda la comunidad. De ahí la trascendencia de su participación en las instancias y momentos señalados en la convocatoria por la Junta de Gobierno, órgano responsable de vigilar que haya equidad, transparencia y equilibrio a lo largo de todo el proceso de elección del rector.
 
Hoy, lo que quiero destacar es el hecho de que la Junta de Gobierno, con el interés manifiesto de conocer lo más ampliamente posible la opinión calificada de los propios miembros de la comunidad, ha establecido en esta elección mecanismos inéditos de participación, comunicación y transparencia.
 
De acuerdo con la convocatoria, a partir del lunes primero de julio de 2013 hasta el 15 de agosto, los universitarios son los protagonistas del proceso de consulta. En ese margen de tiempo se da cabida a las solicitudes a universitarios de  todas las regiones para entrevistarse con los miembros de la Junta de manera directa; asimismo, quienes no deseen o no puedan hacerlo personalmente, tendrán la alternativa de externar su opinión por la vía de un correo electrónico.
 
Las entrevistas tendrán lugar del 5 al 15 de agosto en las diversas sedes de la Universidad y el día y hora se les dará a conocer por teléfono o vía electrónica; los planteamientos que se hagan vía electrónica, se pueden enviar del 11 de julio al 10 de agosto.
 
Con todos estos elementos de juicio, la Junta de Gobierno podrá analizar y  valorar a los aspirantes desde una mejor perspectiva.
 
Añado a este trabajo de comunicación de la Junta de Gobierno con nuestra comunidad, la importancia que se le concede a la necesidad de garantizar la equidad y el equilibrio en la presencia pública de quienes aspiran al cargo de rector, al menos en los medios de comunicación que pertenecen a la Universidad.
 
Esto lo señaló el propio presidente de la Junta, lo cual enaltece la labor de transparencia y honestidad de los miembros de este órgano de gobierno de nuestra casa de estudios.
 
Esta actitud de principio democrático, permitirá superar prejuicios y curarse en salud ante prácticas tendenciosas y proclives a los acuerdos a escondidas o a las prácticas autoritarias de viejo cuño; sirve también para contener a quienes, desde dentro o de fuera de la institución, pretendan manchar la labor de la Junta de Gobierno.
 
Vuelvo a decirlo: no seremos nosotros los que le faltemos el respeto a la legalidad y a la ética universitaria.
 
El compromiso ético
Debemos reconocer que esta determinación de fomentar la intervención de la comunidad en los asuntos que le competen, fortalece el compromiso ético de los universitarios con la sociedad veracruzana.
 
De esta manera, la propia Junta de Gobierno consolida la confianza en un proceso que debe ser ejemplo de responsabilidad y respeto a la legalidad universitaria. Igualmente, eleva la calidad de la institucionalidad democrática de la Universidad Veracruzana y dignifica aún más a los propios universitarios, corresponsabilizándolos de una decisión fundamental para la sociedad veracruzana.
 
La comunidad de la UV ha demostrado su capacidad de dialogar sin vacilaciones ni restricciones los temas que tienen que ver con el presente y  su futuro de la institución.
 
Ha demostrado también una sólida madurez para discutir y llegar a acuerdos que beneficien a la colectividad, ha sabido mirar hacia un horizonte donde estos consensos se han convertido en acciones concretas, en políticas de corto y largo plazo que están contribuyendo al desarrollo de nuestra Universidad.
 
Para nuestra casa de estudios, es fundamental que su comunidad, así como la sociedad y los demás actores vinculados a la vida universitaria, tengan plena confianza en que el proceso seguirá los mecanismos que se han establecido para que la elección del rector sea transparente.
 
Eso lo está garantizando una Junta de Gobierno impecable en su institucionalidad, plural en su composición, íntegra en su proceder.
 
A la comunidad universitaria le corresponde hacer su parte. Decidir con todo sentido de la responsabilidad, con madurez, con estricto apego a sus convicciones, en libertad, con la dignidad que les dar ser miembros de la Universidad Veracruzana.
 
En los últimos tiempos hemos enfatizado la importancia que tiene el aprender que la democracia y la transparencia son la base de una universidad sólida y moderna. Ahora es momento de demostrar que somos capaces de elegir el mejor futuro para nuestra Universidad Veracruzana. Hagámoslo de nuevo. Recordemos que hoy, como siempre, todos somos universitarios.
 
*Rector de la Universidad Veracruzana

Deja una respuesta