El principal centro de crianza de China de tigres siberianos ha comenzado una nueva ronda de ejercicios diseñados para entrenar a sus habitantes en peligro de extinción con el fin de regresen al medio natural.

     Durante la actual Fiesta de la Primavera, los vistantes al Jardín de Tigres Siberianos de Heilongjiang, en el noreste de China, han podido observar cómo los cachorros de los felinos cazan animales vivos como parte del entrenamiento, dijo Liu Jianfeng, funcionario del parque, el mayor centro de crianza de tigres siberianos del mundo.

     Liu señaló que las vacaciones por la Fiesta de la Primavera, que comenzaron el 31 de enero, fue el momento adecuado para ese entrenamiento porque las temperaturas externas son ideales para la supervivencia de las especies. Los dos periodos de intensa nieve del año pasado les brindaron agua suficiente y un lugar cómodo para jugar.

     “Es por eso que todos lucen más animados y robustos este año”, dijo Liu.

     El entrenamiento se enfocará principalmente en los cachorros de dos o tres años en el centro y se enfocará en hacerlos unos depredadores más eficientes.

     Los zoólogos del centro esperan que el trabajo pueda constituir un avance sólido para que los tigres participantes regresen a las montañas a multiplicarse.

     Los tigres siberianos son una de las especies animales más raras del mundo y viven en regiones frías. Se cree que sólo existen 300 en vida silvestre, 20 de ellos en el noreste de China.

     El país ha estado tratando de salvar a la especie mediante programas de crianza activos. El centro Jardín de Tigres Siberiano de Heilongjiang ha criado a más de 1.000 tigres siberianos desde su inauguración en 1996, cuando sólo tenía ocho de los grandes felinos.

Deja un comentario