La calidad del aire en Australia ha decaído de forma espectacular en el último decenio, y la minería del carbón se ha identificado como la principal fuente de partículas dañinas para el sistema respiratorio en el aire, según un informe del gobierno federal publicado hoy miércoles.

     El informe del Inventario Nacional de Contaminantes determina que las partículas de material tóxico en el aire, incluyendo plomo, arsénico y fluoruro, han aumentando en entre un 150 y un 200 por ciento en los últimos diez años.

     La minería del carbón se ha identificado como principal fuente de partículas contaminantes, contribuyendo 380.000 toneladas de un total de 830.000 toneladas de partículas de polvo que pueden ser respiradas, conocidas como PM10, emitidas entre 2012 y 2013.

     El portavoz del grupo comunitario Clean Air Queensland, Michael Kane, dijo que el informe debería servir como voz de aviso sobre la importancia de mayores controles sobre la contaminación del aire.

     La minería del carbón también es un importante contribuyente a los niveles de partículas más pequeñas, conocidos como PM2,5. La combustión de carbón para la generación de electricidad está añadiendo más contenido tóxico a la carga de contaminantes en el aire.

     La publicación de estos datos se produce tan sólo días después de que un informe revelara que 3.000 australianos mueren cada año como resultado directo de la contaminación.

Deja un comentario