Rodrigo de Jérez y los indígenas fumadores

Rodrigo de Jérez y los indígenas fumadores


El español Rodrigo de Jerez es el primer occidental que documenta el haber visto a los indígenas americanos fumando tabaco y el primero en imitarlos, y se aficiono tanto a su consumo que incluso llevó esa costumbre a España, donde fue encarcelado por la Santa Inquisición, acusado de brujería, porque “sólo el diablo podía dar a un hombre el poder de sacar humo por la boca”.

Rodrigo de Jerez, quien en realidad era de Ayamonte (Huelva), es uno de los marinos que llegaron con Cristóbal Colón en el primer viaje de éste hacia América, viajando en la carabela de la Santa María.

La vista del tabaco se originó el 28 de octubre de 1492, pocos días después de haber llegado a la isla de San Salvador o Guanaraní, que es una de las islas de las Bahamas: ahí Cristóbal Colón mandó a Rodrigo de Jerez, y al judío converso Luis de La Torre, de Murcia, que explorasen el interior de la isla y en su camino se encontraron a los nativos fumando, quienes los invitaron a probar el tabaco.

Aparentemente los nativos hicieron rollos de hojas de palma y maíz a la manera de un mosquetón hecho de papel, con tabaco dentro. Uno encendía un lado y bebía el humo que echaba el otro.

A su vuelta a España Jerez siguió con el hábito de fumar y un día fue descubierto por su mujer, “echando humo por todos los orificios de su cara…”, quien lo acusó ante la Inquisición provocando su encarcelamiento.

Sin embargo también está la versión de que tan solo al arribar la carabela La Niña (en la que volvió a España), fue visto expulsando humo por la boca, lo que impresionó a los presentes, y alguno de ellos lo acusó ante la Santa Inquisición, la cual lo condenó al cadalso, ya que “solo Satanás puede conferir al hombre la facultad de expulsar humo por la boca”, según dicta la sentencia.

Siete años duró encarcelado hasta que por la vía de los hechos convenció a sus captores de que ésta era una vieja costumbre de los indígenas.

Pero además en ese tiempo el hábito de fumar tabaco se extendió ampliamente entre la aristocracia y el clero español.

Así pues, el 28 de octubre podría ser el Día Mundial del Tabaco.

Deja un comentario