Telescopio espacial Chandra de Rayos X- NASA CXC

Telescopio espacial Chandra de Rayos X- NASA CXC


El 23 de julio de 1999 el Observatorio de rayos-X Chandra fue desplegado en el espacio, a donde fue llevado por el Transbordador Columbia, y era el mayor objeto trasladado por el mismo, para empezar a observar el Universo.

Chandra, fue llamado así en honor del físico indioSubrahmanyan Chandrasekhar, uno de los fundadores de la astrofísica, quien determinó la masa límite a la que las enanas blancas se convierten en una estrella de neutrones. Además, Chandra significa “luna” en sánscrito.

Es el tercero de los actuales ‘”Grandes Observatorios de la NASA,'” junto con el Telescopio Espacial Hubble (el primero) y el Telescopio Espacial Spitzer (el segundo), está especialmente diseñado para detectar la emisión de rayos X desde las regiones calientes y energéticas del universo.

El nombre del observatorio es en honor del fallecido físico hindu-estadounidense Subrahmanyan Chandrasekhar, ganador del premio Nobel de Física en 1983, junto con William Fowler, por sus estudios en los procesos en la estructura y evolución estelar. Conocido en el mundo como Chandra (que significa ‘”Luna'” o ‘”luminoso'” en sánscrito), fue ampliamente considerado como uno de los astrofísicos más importantes del siglo 20. El telescopio originalmente tenía el nombre de Advanced X-ray Astrophysics Facility (AXAF, ).

El observatorio fue propuesto por primera vez a la NASA en 1976 por Riccardo Giacconi y Harvey Tananbaum, quienes empezaron los trabajos preliminares en el Marshall Space Flight Center. Mientras tanto, en 1978, la NASA lanzó el primer telescopio espacial de rayos X, el Einstein (HEAO-2).

Aún así el trabajo en el proyecto Chandra continuó durante las décadas de 1980 y 1990, y en 1992 se rediseñó el instrumento para reducir precios: se eliminaron cuatro de los veinte espejos de los que iba a disponer el observatorio, y se le calculó una órbita elíptica con la que alcanzaría la tercera parte de la distancia a la luna, a 139,000 km de la Tierra, 200 veces más alto que el Hubble, con lo cual se eliminó la posibilidad de ser reparado por el transbordador espacial, pero colocaba al observatorio fuera de la influencia de los cinturones de radiación de la tierra en la mayor parte de su órbita. Esta distancia le permite hacer observaciones largas despejada por la sombra de la Tierra.

Aún con menos espejos, su poder de resolución le permite ver claramente un objeto de medio metro de diámetro situado a 15 km de distancia.

Con su excelente sensibilidad y resolución, Chandra ha observado objetos que van desde los planetas y los cometas más cercanos a los cuásares más lejanos conocidos. Ha fotografiado los restos de estrellas que han explotado, o remanentes de supernova; observado la región en torno al agujero negro supermasivo en el centro de la Vía Láctea, y descubrió los agujeros negros en todo el universo. Chandra también ha hecho un gran avance en el estudio de la materia oscura, mediante el trazado de la separación de la materia oscura de la materia normal en las colisiones entre cúmulos de galaxias.

Al principio se estimo que la vida útil del telescopio sería de 5 años, más en el año 2001 se decidió que podía continuar funcionando por 10 años más debido a los satisfactorios resultados que produjo.

Aún así, en el año 2008 la NASA junto con otras instituciones decidieron la construcción de un mayor telescopio de rayos X cuyo lanzamiento se realizará en el año 2020.

Deja un comentario