Estudiantes de las facultades de Enfermería y Pedagogía de la Universidad Veracruzana (UV) disputaron un partido de cachibol contra adultos mayores de la estancia Quinta de las Rosas, como parte de las actividades del intersemestral de Gerontología, que tiene como finalidad que los jóvenes convivan con este grupo social, al tiempo que desarrollan un proyecto de envejecimiento exitoso.

         “Que se den cuenten que no sólo siendo joven se puede jugar, no hay edad para jugar cachibol”, expresó María Luisa Ramos Izquierdo, con relación al encuentro contra los jóvenes universitarios, a quienes vencieron por amplio marcador.

María Luisa tiene 68 años de edad, toda su vida practicó voleibol y tiene 13 años que juega cachibol. Para ella es una buena experiencia que los jóvenes se acerquen a convivir con las personas de la tercera edad, “a ellos les servirá para que vean que se puede llegar a ser unos adultos sanos”.

En tanto, María Enriqueta Olima, de 71 años de edad, externó que es importante la convivencia generacional, sobre todo mientras juegan y hacen ejercicio, “podríamos pensar que fue un juego no muy equilibrado, pero es bueno encontrar contrincantes tan especiales”.

A decir de Hugo Alberto González Alarcón, administrador de la Quinta de las Rosas, las visitas que hicieron los universitarios propiciaron el intercambio y la integración intergeneracional.

“Ha sido muy bueno, porque les cambia la idea del adulto mayor inactivo, que está en casa sin hacer nada; se dan cuenta que poniéndoles diferentes actividades son muy activos y muchas veces –como en este partido– llegan a superar a los jóvenes.”

Cabe mencionar que los alumnos de la UV han participado en actividades artísticas y deportivas como tai chi, yoga, activación física, talleres de salsa y de canto.

Por su parte, Emma Ramos Dupont, docente por asignatura de la experiencia educativa de Gerontología en la Facultad de Enfermería, detalló que los estudiantes asisten al Asilo Sayago y a la Quinta de las Rosas para convivir con los adultos mayores.

“La finalidad es que ellos tengan un proceso de envejecimiento exitoso, activos, que no le tengan miedo a los adultos mayores y al envejecer”, aclaró.

Asimismo, comentó que gracias a estas experiencias los alumnos han cambiado su proyecto de vida, pues al inicio del intersemestral –el pasado 7 de enero– expresaron que no querían llegar a ser adultos mayores y al día de hoy, todos quieren tener un envejecimiento exitoso y activo.

También aclaró que no sólo asisten estudiantes de la Licenciatura en Enfermería, hay una estudiante de la Licenciatura en Pedagogía que tomó el intersemestral.

Finalmente, Hugo Alberto González Alarcón y Emma Ramos Dupont coincidieron en que la convivencia entre personas de la tercera edad y jóvenes puede derivar en una retroalimentación, de ahí que recomendaran tener un acercamiento más estrecho, ya sea en casa, en la calle, en asilos o en estancias de descanso.

Deja un comentario