La revista Nature publica esta semana dos artículos que muestran una forma de reprogramación inusual que altera el destino de las células somáticas. Estas proceden de células madre originadas durante el desarrollo embrionario y constituyen la mayoría de las células del cuerpo de un organismo pluricelular.

Los investigadores utilizaron células somáticas posnatales de ratón y las hicieron evolucionar a un estado pluripotente, desde el que son capaces de diferenciarse en casi todos los tipos de células del organismo. Lo lograron tras exponerlas a estrés ambiental, en este caso, una corta exposición a un pH bajo, es decir, ácido.

Según han descrito los autores, “este proceso de reprogramación no necesita manipulación del núcleo ni la introducción de factores de transcripción”. Dado que antes se pensaba que ambos criterios eran necesarios para inducir pluripotencia, el nuevo trabajo puede tener implicaciones importantes para la medicina regenerativa.

La reprogramación como respuesta a un determinado estrés ambiental se había observado anteriormente en plantas, en las cuales las células maduras pueden convertirse en inmaduras capaces de formar una nueva estructura de toda la planta, incluyendo las raíces y tallos.

Desde entonces, los expertos se habían preguntado si las células animales poseían un potencial similar. Ahora, los dos novedosos estudios, liderados ambos por Haruko Obokata, científica del Centro de Biología del Desarrollo RIKEN de Kobe (Japón), parecen haber encontrado la respuesta.

Los autores han demostrado que las células somáticas de mamíferos pueden ser reprogramadas cuando se las somete a condiciones de pH bajo, y llaman al fenómeno adquisición de estímulo-desencadenador de la pluripotencia (STAP, por sus siglas en inglés).

Las denominadas células STAP tienen algunas características que se asemejan a las células madre embrionarias, pero las STAP solo tienen una capacidad limitada para la autorrenovación.

Una forma robusta células madre

En el segundo artículo, Obokata y sus colegas investigaron la naturaleza de las células STAP y concluyeron que representan un estado único de pluripotencia.

Los investigadores también demostraron que bajo condiciones de cultivo de células madre pluripotentes, las STAP se pueden transformar en una ‘forma robusta’ de células madre autorrenovadas, similares a las células madre embrionarias.

Para los autores, “estos resultados en conjunto revelan que las células del cuerpo tienen el potencial para convertirse en pluripotentes”.

Referencias bibliográficas:

Haruko Obokata, Teruhiko Wakayama, Yoshiki Sasai, Koji Kojima, Martin P. Vacanti, Hitoshi Niwa, Masayuki Yamato & Charles A. Vacanti. “Stimulus-triggered fate conversion of somatic cells into pluripotency”. Nature, 30 de enero de 2014. DOI: 10.1038/nature12968

Haruko Obokata, Yoshiki Sasai, Hitoshi Niwa, Mitsutaka Kadota, Munazah Andrabi, Nozomu Takata, Mikiko Tokoro, Yukari Terashita, Shigenobu Yonemura, Charles A. Vacanti & Teruhiko Wakayama. “Bidirectional developmental potential in reprogrammed cells with acquired pluripotency”. Nature, 30 de enero de 2014. DOI:10.1038/nature12969

Deja un comentario