La Universidad Carnegie Mellon, a través de su  CREATE Lab (una comunidad de programadores y técnicos), pone a nuestro alcance el Hummingbird, una combinación de hardware y software con el fin de que podamos construir robots de manera sencilla.

Sin necesidad de que tengamos algún conocimiento previo en programación, está a nuestro alcance todo el material necesario para llevar a cabo nuestro propósito.

La idea es que niños, a partir de la edad de diez años, hasta adultos, se acerquen al mundo de la programación de manera sencilla. Por ahora sólo podemos adquirir los componentes básicos para el robot divididos en cuatro kits según su función: control, luces y vibración, sensores, movimiento, pero ya se trabaja para distribuirlo en un solo kit que tendrá relativamente un menor costo.

Una ventaja es que nuestro robot no necesitará de soldaduras, algo que facilitará su construcción. En cuanto al sistema operativo para poder echar a andar el software, requeriremos Mac, Windows o Linux. No cabe duda de que esto incrementará la imaginación muchos interesados en este pasatiempo.

 

Deja un comentario