La Copa del Mundo Brasil 2014 generará 1,4 millones de toneladas de gases que provocan el efecto invernadero  en forma directa o indirecta, de acuerdo con estimaciones divulgadas por el Ministerio de Medio Ambiente del país sudamericano.

     Según la ministra Izabella Teixeira, las emisiones directas alcanzan  60.000 toneladas, que ya fueron atendidas por medio de una llamada pública para empresas, iniciada en abril y que continúa abierta.

     ‘”La Copa está 100 por ciento mitigada en las emisiones directas, que son aquellas establecidas bajo nuestro dominio como hospedaje, construcción, movilidad. Las indirectas son las emisiones generadas por el transporte aéreo internacional y aquellas no relacionadas a circuitos definidos dentro de las ciudades sede'”, explicó.

     El cálculo fue hecho en el ámbito del programa Pasaporte Verde, en cooperación con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma), y tiene el objetivo de proponer elecciones sustentables a los turistas que lleguen al país para el torneo.

     La certificación y gestión sustentable de los estadios de la Copa fueron destacados por la ministra Teixeira, quien aseguró que todos tendrán el sello LEED (Líderazgo en Energía y Diseño Ambiental, según la sigla en inglés).

     Los estadios Castelao, en Fortaleza, y Fonte Nova, en Salvador, ya recibieron el reconocimiento internacional, mientras que las certificaciones de otros seis (Manaus, Brasilia, Belo Horizonte, Curitiba, Río de Janeiro y Recife) serán entregadas antes del inicio del torneo.

     Las cuatro restantes (Cuiabá, Porto Alegre, Sao Paulo y  Natal) serán certificadas antes de fin de este año.

     Las acciones para la Copa 2014 fueron presentadas con la presencia de los ministros de Deporte, Aldo Rebelo; de Turismo, Vinícius Lages; de Desarrollo Social y Combate al Hambre, Tereza Campello, y de la representante de Pnuma en Brasil, Denise Hamú.

     Los ministros anunciaron políticas públicas en la gestión de residuos sólidos, con reciclado de materiales y recolección selectiva, además de la campaña Brasil Orgánico y Sustentable, que distribuirá kits de alimentos para los voluntarios e instalará kioscos para la comercialización de productos orgánicos y de la agricultura familiar.

Imagen: Luces LED iluminan la Arena de Sao Paulo, en Sao Paulo, Brasil, el 16 de mayo de 2014, que será la sede del partido inaugural de la Copa Mundial de Fútbol de la FIFA Brasil 2014. (Xinhua/Marcelo Machado del Mel/FOTOARENA/Estadao Conteudo/AGENCIAESTADO)

Deja un comentario